Comentario a la parash? de Vayakel – Pekudei

92

Por Rabino Eliahu Birnbaum

Las dos facetas de la vida humana

Esta parash? comienza con un resumen de reglas inherentes a la construcci?n del Mishk?n, el santuario hebreo en el desierto. Y sorprende que la primera mitzv? que se nos menciona sea nada menos que la del cuidado del Shab?t, la prohibici?n de trabajo en el d?a semanal de contenci?n. El Mishk?n ten?a la finalidad de constituir un centro espiritual; deb?a ser el espacio sagrado que acompa?ar?a a Israel a donde el pueblo estuviese. El Shab?t, por su parte, es el lapso de tiempo destinado semanalmente a lo sagrado.

La Tor? instituye varias excepciones a las prohibiciones sab?ticas; el Shab?t puede ser profanado, en cualquier caso, para salvar una vida humana; y sus reglas quedan postergadas, por ejemplo, ante la sacralidad superior de Iom Kip?r. Pod?a ser l?gico creer que, para acelerar la construcci?n del santuario, estar?a permitida tambi?n la profanaci?n del Shab?t. Sobre todo, en consideraci?n de que Shab?t y Mishk?n comparten una id?ntica misi?n: elevar al hombre hacia Dios. De hecho, el Mishk?n habr?a de recibir, cada Shab?t, sacrificios y ofrendas para Dios. Read more