Un Sue?o Lejano – Comentario a la parash? de Vayetz

Rabino Nissan Ben Avraham

Second_Temple_Roof_IMG_0045El Lugar

Nuestro padre Yaacov huye de su hermano Esau y pasa una noche extraordinaria en ?El Lugar?. En el cap?tulo 28 del libro de Breshit (G?nesis), vers?culo 11, dice: ?y top? con el Lugar?. Las malas traducciones, aquellos que no entienden lo que la Tor? expresa, lo traducen como ?llego a cierto lugar?, como si no supi?ramos cu?l es, como si nuestro padre Yaacov anduviera a ciegas por el mundo.

En el original hebreo est? escrito con el art?culo determinado: ?El Lugar?, un lugar ya conocido y muy determinado. Dicen nuestros Sabios que se trata del mismo lugar en que su padre Yitsjac hab?a sido atado de pies y manos y alzado sobre el Altar, convertido en una ?Ofrenda Perfecta?, siguiendo la expresi?n ?y vio el Lugar desde lejos? (G?nesis 22:4). Cierto que hay ?cierto problemilla? con la denominaci?n del lugar, si es el Bet-El que est? a unos treinta kil?metros al norte de Jerusal?n, o si se trata de la mism?sima Jerusal?n, el Monte del Templo. Todos los comentaristas, siguiendo los pasos del Midrash y del Talmud, explican que se trata del Monte de Mori?, el lugar en que tuvo lugar la ?Aqued?? (la atadura), el mal denominado ?Sacrificio de Yitsjac? (ya que al fin y al cabo no fue sacrificado). ?Por qu? la lectura simple de los vers?culos apunta a otro lugar? Porque hay una necesidad especial de ocultar este lugar, que ser? descubierto mucho m?s tarde como lugar en que se construir?a el Santo Templo.

Sue?a Yaacov en una escalera por la que suben y bajan unos ?ngeles. El Creador se planta sobre ?l, sobre Yaacov, y le hace unas promesas que nuestro padre corresponde con un compromiso personal y nacional. El personal es de ofrecer un diezmo (o doble diezmo, como explican nuestros Sabios) de todo lo que gane. Read more