LOS JUD?OS POR ELECCI?N DE SAN NICANDRO, ITALIA

?Escondida en una lejana villa al Sur de Italia, se levanta una peque?a y ?nica sinagoga controlada mayormente por damas.? Todo comenz? hace casi cien a?os, cuando el ?profeta? Donato Manduzio se enamor? del Juda?smo y reuni? una comunidad de creyentes. ?Despu?s que docenas de residentes se convirtieron e hicieron Aliyah, los que quedaron atr?s fueron mayormente mujeres, quienes se casaron con hombres locales no jud?os.? Juntos se mantienen celebrando Shabat y las fiestas, comiendo exclusivamente kosher y estudiando Torah.? ?Todos los d?as cuando rezo,? dice Grazia Sochi, ?sue?o que estoy en el Kotel, el muro occidental en Jerusal?n.?

Las mujeres de la comunidad mantienen floreciendo el estilo de vida jud?o en el coraz?n de un ?rea de cat?licos devotos.? En la mayor?a de los casos sus esposos son cat?licos, y muchos de ellos no son considerados jud?os de acuerdo con la Ley Jud?a ? pero esto no les intimida de sentirse jud?os y est?n orgullosos de serlo.

Esta sinagoga est? localizada en un peque?o edificio que compraron las mujeres en el a?o 1994, muchas de las cuales se dedican a la agricultura.? Por su propio esfuerzo recogieron el dinero lira a lira sin ninguna ayuda externa para poder tener un lugar para rezar.? ?Le dec?amos a nuestros esposos que el precio de la ropa que compramos era un poco m?s caro de lo que pagamos por ella y ahorr?bamos la diferencia para poder comprar la sinagoga,? dijo una de ellas con una sonrisa p?cara.

Lucia Zorro y su hermana Josephina afuera de la sinagoga de la villa

Vinimos a visitar la villa con el fundador y presidente de Shavei Israel, Michael Freund.? Shavei Israel es una organizaci?n internacional jud?a con bases en Jerusal?n, cuya meta es llegar tanto a comunidades con ancestros jud?os alrededor del mundo como a todos aquellos que quieren conectarse con el pueblo jud?o.? El Rabino Pinhas Punturello, emisario en Italia de Shavei Israel, tambi?n nos acompa??.

Las mujeres de la comunidad estaban muy emocionadas por la visita y recibieron a los hu?spedes de Israel con canciones e himnos en Hebreo e Italiano.? Nos dieron la bienvenida en la casa de Luc?a Guellano Leone, 50, una de las l?deres en la comunidad.? Su esposo, Mateo, es un ex cat?lico que hizo conversi?n con ella y ahora trabaja como supervisor en una f?brica de galletas Kosher en el puerto de la ciudad de Bari.

Dentro del Arca en la sinagoga local, entre otras cosas, se encuentra en particular un Rollo de Torah antiguo que data de 300 o 400 a?os.? Junto a ello, hay una Meguil? de Ester, el Libro de Ester que se lee en la Festividad de Purim y que las mujeres de la comunidad prepararon hace muchos a?os, aunque est?n conscientes que, de acuerdo a la Ley Jud?a, la misma era inv?lida.? Hace dos a?os, recibieron un Rollo kosher, el cual se usa en la lectura en el Festival, pero reh?san descartar la no kosher porque para ellos es como un s?mbolo.

Las historia de la Comunidad de Conversos de San Nicandro puede f?cilmente llevarse a una pel?cula de Hollywood.? Comienza en el per?odo de la Primera Guerra Mundial.? Donato Manduzio (1885-1948) fue hijo de un agricultor que nunca asisti? a la escuela.? Durante dicha guerra, estuvo en las filas del ej?rcito y herido.? Lo hospitalizaron en un hospital militar en Pisa con sus piernas paralizadas.? En la cama cercana a la de ?l estaba un hombre herido, quien le ense?? a leer y escribir.? As? fue como comenz? a leer libros.

Cuando Manduzio regres? a San Nicandro, ley? gran cantidad de libros de la literatura italiana.? Tambi?n se convirti? en un sanador con sus brebajes.? Despu?s de tener una ?revelaci?n divina? en medio de la noche, comenz? a estudiar el Antiguo Testamento y lleg? a la conclusi?n que el juda?smo es la religi?n verdadera.? Comenz? a observar Shabat y gradualmente otros mandamientos.? Comparti? sus nuevas ense?anzas con sus seguidores, estableciendo la Comunidad Jud?a de San Nicandro, que en su mejor ?poca lleg? a 80 miembros.? Tiempo despu?s, un mercader que pas? por la villa, escuch? una conversaci?n entre Manduzio y uno de sus seguidores discutiendo sobre el Libro de los Salmos.? Le pregunt? a Manduzio si era evang?lico y le respondi?: ?no, nosotros somos el pueblo de Dios.? (?Popolo di Dio?)? Cuando el mercader le dijo que hab?a miles de jud?os viviendo en Roma, Mil?n y Florencia, Manduzio qued? muy sorprendido, at?nito.? Estaba convencido que el pueblo de Israel del cual hab?a le?do en el Antiguo Testamento se hab?a extinguido y ya no exist?an.? Le pidi? al mercader las direcciones de algunas comunidades e inmediatamente les envi? cartas.? Despu?s de un largo intercambio de correspondencia, la Comunidad Jud?a de Roma concluy? que la comunidad de San Nicandro era seria y sus miembros dignos de recibir la conversi?n.

El Rabino Jefe de Roma envi? un mensajero a visitar los ?Mityahadim? o Jud?os por elecci?n ? como les llamaban los de la Comunidad Jud?a de Italia ? y durante esa visita se dedic? la primera sinagoga, recibiendo la comunidad mantos de oraci?n, una Menor? y muchos otros art?culos religiosos.

Jeeps con la Estrella de David

Hoy en d?a, hay alrededor de 50 personas viviendo en la villa que contin?an manteniendo un estilo de vida jud?o.? Observan el precepto de Shabat, durante Shabat y Fiestas Jud?as hacen rezos en p?blico tanto en Hebreo como en Italiano, y se consideran jud?os verdaderos.? Las mujeres de San Nicandro preparan comida kosher.? Hasta preparan su propio queso kosher bajo su propia supervisi?n.? En Sukot, levantan una Sukah grande, organizan comidas conjuntas en los Festivales y los viernes hacen Kidush y comidas para el Shabat comunal.? Se aseguran de comer s?lo carne kosher que traen de Roma, separan carne de l?cteo, hacen su propia Jalah y enciende las velas del Shabat.

La sinagoga tiene una pantalla que usan para conectarse con una clase virtual en l?nea con rabinos italianos pata poder estudiar Torah.? Hay un Beit Midrash, el cual tambi?n sirve de Museo de la Comunidad de San Nicandro, en cuyas paredes figuran fotograf?as hist?ricas que describen el desarrollo de la vida de la Comunidad desde el comienzo hasta el presente.? Entre las fotos hay de ni?os vestidos con sus disfraces de Purim, encendiendo las luces de Hanukah, bailando con la Torah y celebrando el D?a de la Independencia, que celebran todos los a?os.

La peque?a comunidad jud?a en la villa s?lo tiene ocho ni?os y las mujeres temen que no existan jud?os en San Nicandro en el futuro.

La peque?a y bien cuidada sinagoga est? localizada en una calle central de la villa.? Los viernes en la noche hay alrededor de 30 personas rezando y alrededor de 40 los s?bados, la mayor?a mujeres.? La plegaria incluye melod?as y fragmentos de poes?as.? El rezo de la ma?ana dura cuatro horas, parte en Hebreo y parte en Italiano.? El servicio del s?bado en la sinagoga es el centro de vida para los jud?os de la villa.? ?Los Jud?os de San Nicandro son un fen?meno ?nico.? Es la primera vez? en la era moderna de Europa que un grupo entero de personas formalmente abrazan el juda?smo? dice el Presidente de Shavei Israel, Michael Freund.? ?Manduzio y sus seguidores,? dice Freund, ?descubrieron la verdad del juda?smo por ellos mismos y sin ninguna influencia externa.? A pesar del aumento del fascismo y odio en contra de los jud?os en esa ?poca, ellos adoptaron un estilo de vida jud?o con valent?a y determinaci?n, y no se dieron por vencidos a?n despu?s de Mussolini decretar las leyes raciales contra los jud?os en 1938.? Ellos se ven a s? mismos conectados espiritualmente con el pueblo jud?o y la religi?n de Mois?s e Israel.?

Las leyes raciales contra los jud?os de Italia no le fueron aplicadas a Manduzio y sus seguidores debido a sus or?genes cat?licos italianos, a?n cuando ellos insist?an en decirles a los polic?as fascistas italianos, y m?s tarde a los soldados Nazis de Alemania, cuando entraron a la villa, que ellos eran jud?os.? Afortunadamente, nadie les crey?.? En 1943, Manduzio pele? con uno de los soldados fascistas en la villa, quien amenaz? con acusarlos a la polic?a y pedirle que arrestaran a todos los jud?os.? La leyenda en la comunidad relata que Manduzio, quien se envolvi? con la Cabal?, le dijo: ?T? no llegar?s ma?ana.?? Pocas horas m?s tarde, el hombre call? y muri?.

El Profeta, Donato Manduzio

En octubre de ese a?o, el ej?rcito brit?nico captur? la villa de manos de los alemanes.? Varios jeeps de la brigada jud?a, un grupo de luchadores jud?os de la Tierra de Israel que serv?an en el ej?rcito brit?nico durante la Segunda Guerra Mundial, entraron a San Nicandro y ten?an emblemas con la Estrella de David.? Cuando los seguidores de Manduzio vieron los jeeps pasar, le informaron a Manduzio, quien decidi? pintar una bandera con una Estrella de David en una tela con el fondo azul, y la colg? en su casa, por si los jeeps pasaban otra vez.? Y as? fue.? Los oficiales de Israel, que no sab?an ni una palabra en italiano, se quedaron at?nitos de encontrar agricultores jud?os en tan remota villa.? Los soldados de la Brigada Jud?a hablaron con Manduzio y escucharon su historia.? Decidieron llamarle ?El Profeta,? apodo que le acompa?ar?a m?s tarde.

Los miembros de la Brigada Jud?a urgieron a la gente de San Nicandro para que emigraran a Israel, explic?ndoles que hab?a un lugar para los jud?os en la Tierra de Israel.? En 1946 el Rabinato en Roma convirti? la comunidad.? En los a?os 1947-1949, 74 miembros emigraron a Israel en barcos que tra?an a los sobrevivientes del Holocausto de Europa.? Se establecieron en tres comunidades: Ashkelon, Bat Yam y Safed.? El ?Profeta? se opuso a la emigraci?n de ese grupo objetando que el rol de la comunidad era ser luz a las naciones.? ?l se mantuvo viviendo en la villa con su esposa y otras tres mujeres que estaban casadas con cat?licos.? Pocos meses despu?s del establecimiento del Estado de Israel, Manduzio muri? y fue enterrado en la secci?n jud?a del peque?o cementerio de San Nicandro.? Sobre su tumba hay una Estrella de David y esta inscripci?n: ?Aqu? est? enterrado ?l que vivi? bajo el enga?o (delusi?n) de adorar dioses extra?os hasta 1930; pero en agosto 11 de ese a?o, por inspiraci?n Divina, se llam? a s? mismo Levi, proclam? la Unicidad de Dios y el guardar el Shabat.?

?6,800 euros por un Reloj de Shabat

En a?os recientes, 14 de los 50 miembros de la Comunidad de San Nicandro han hecho conversi?n por una corte rab?nica italiana, gracias en gran medida a los esfuerzos del Rabino Giuseppe Laras, q.e.p.d., uno de los m?s prominentes rabinos de Italia, y Shavei Israel.? El resto de las mujeres han encontrado dificultades durante el complejo proceso de conversi?n, que requiere hacer un largo viaje y residir en una de las grandes comunidades jud?as en Italia, como en Roma o Mil?n.? Aparte de que esto les desconectar?n de la villa y sus campos, el requerimiento de que se conviertan para ser oficialmente reconocidos como jud?os ofende a algunos de ellos.

?El hecho que ellos no me reconozcan oficialmente no cambia el hecho de que Soy Jud?a,? dice Grazia Casavecchia, miembro de la comunidad.? ?Yo estudio Torah sin llamarle a un proceso de conversi?n porque ya soy jud?a.? Cuando sigo los mandamientos y mantengo un estilo de vida jud?a eso me hace sentir bien, y no me importa si no tengo un sello formal o aprobaci?n.? Es como descubrir un d?a que eres una hija adoptada del juda?smo, y es dif?cil aceptarlo.?

Luc?a Leone, quien se especializa en cosechar tomates, pimientos y aceitunas, y tambi?n hace ?aceite de oliva excelente, describe el insulto que sinti? antes de completar su conversi?n.? ?Llor? cuando escuch? de los rabinos que yo no era jud?a de acuerdo a la Halaj?.? ?C?mo puede ser eso posible?? Yo soy una descendiente de los seguidores de Manduzio y tambi?n tengo familia jud?a viviendo en Israel por muchos a?os.?

Luzia Zorro, 50, quien est? casada como la mayor?a de las mujeres en la comunidad con un hombre cat?lico, alardea que, ?mis hijos viven como jud?os, pero cuando crecieron se apartaron un poco.? Lo m?s curioso es que mi esposo se molest? con ellos y les pidi? que respeten a su madre y contin?en viviendo una vida jud?a.?? Su esposo, Nazzario, dej? de comer cerdo hace dos a?os y se abstiene de ir a un caf? o restaurante en Shabat.? Las mujeres, sin embargo, no presionan a los esposos a convertirse.? ?Aqu? hay respeto mutuo,? explican los hombres y las mujeres igual.

As?, por ejemplo, el esposo cat?lico de Grazia Sochi, una de las activistas de la comunidad, prepar? una Menora y una Estrella de David en su taller de trabajo y luego los puso en su terreno.? Ella alardea que tambi?n ?l pag? 6,800 euros por un reloj ?inteligente? que opera toda la electricidad ?con un sistema automatizado, incluyendo alumbrado y persianas, para poder observar el S?bado propiamente.? ?Mi esposo hasta anima a nuestros hijos ir a la sinagoga conmigo,? dice ella.? ??l me respeta mucho y en casa s?lo celebramos las Fiestas Jud?as.? No celebramos ninguna fiesta cat?lica, pero ?l no quiere convertirse y yo lo respeto.?

La Comunidad de San Nicandro en Israel mantiene contacto con la ?comunidad madre? en Italia.? Sus miembros vienen de visita y vacaciones en el verano.? Seg?n ellos, no experimentaron problemas de anti semitismo y el alcalde hasta nombr? una calle en el pueblo en honor a Manduzio.

Las mujeres de San Nicandro consideran la posibilidad de emigrar a Israel, pero dicen que sin conversi?n es irreal.(irrealizable?) ??Su situaci?n econ?mica tambi?n dificulta el que muchos de ellos visiten Israel.? Pero eso no los detiene en so?ar con la Tierra Prometida.

?Todos los d?as cuando rezo, cierro mis ojos e imagino que estoy en el Muro en Jerusal?n,? dice Grazia con ojos brillantes.? Qui?n sabe, quiz?s su plegaria pronto ser? contestada.? Michael Freund, de Shavei Israel, dice que ?tiene esperanza en organizar un viaje a Israel este verano para aquellos de ?Jud?os por Elecci?n? de San Nicandro, permiti?ndoles por lo menos realizar sus sue?os.

Por Itamar Eichner

 

 

?

2 thoughts on “LOS JUD?OS POR ELECCI?N DE SAN NICANDRO, ITALIA

  • May 22, 2018 at 1:11 am
    Permalink

    Shalom que rico poder estar con ustedes como un solo pueblo que AKADOSH BARUJ HU los siga bendiciendo los anhelos mas grande es poderlos conocer a todos por favor hablemen mas y mas de la torah

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.