Mensaje nuevo y fuerte – Comentario a la parash? de C?raj

Rabino Nissan Ben Avraham

20090616144016Una gran persona

C?raj no era una persona cualquiera. En primer lugar, era muy rico. En la tradici?n jud?a, cuando quieres hablar de una gran riqueza dices: ?rico como C?raj?. Era un quehatita, de la familia de los levitas encargados de transportar las partes m?s sagradas del Tabern?culo, como vimos en los primeros cap?tulos del libro. Y dicen nuestros Sabios que el mismo C?raj era uno de los porteadores del Arca de la Alianza, y para llegar a tal dignidad es necesario tener unos valores muy altos. Seg?n nuestros Sabios, hab?a llegado a tener ?R?aj Hac?desh? ? esp?ritu de Santidad, que es un nivel por debajo de la profec?a, pero cercano a ella, como el que tuvo el rey David al escribir los Salmos, o como el que tuvo el rey Shlom? al escribir Coh?let o Shir Hashirim (Cantar de los Cantares). Adem?s, sabemos por lo que dice el Libro de Cr?nicas (6:19-23) que de ?l saldr?a el profeta Shmuel, diecis?is generaciones m?s tarde, de quien se dice que ten?a las virtudes tanto de Mosh? como de Ahar?n, y damos por supuesto que mucho de ello lo hab?a heredado de su antepasado.

?C?mo es posible, entonces, que una persona de un nivel espiritual tan alto cometiera tan grave error?

Parece ser que precisamente esta grandeza que ten?a fue la que le hizo errar. Cometi? el error que solo puede cometer una gran persona.

Todos son santos

Su queja era la siguiente: ?toda la Asamblea son santos, y entre ellos est? el Se?or, ?por qu? os levant?is por encima de la Congregaci?n del Se?or??

Al leer esta queja, nos puede extra?ar mucho, ya que su punto de vista parece correcto. Es cierto que la Asamblea de Israel es santa; es cierto que el Tabern?culo del Creador est? en medio del campamento. El Creador los ha elegido a todos y cada uno de ellos, y no es una elecci?n humana, sino celestial. Y, por lo tanto, esta elecci?n viene a ser como una nueva creaci?n, como dice el profeta Yesha?y? (Isa?as 43:21): ?Me he creado este pueblo para que cuente mis alabanzas?, y la creaci?n divina no puede ser anulada.

Y el mismo Creador repite varias veces en la Tor?: ?ser?is santos? (Lev?tico 19:2, y otros), no en imperativo, como una orden, sino en presente continuo, como una verdad, fijando un hecho. La santidad es parte integral del Pueblo de Israel, algo de lo que no se puede librar. En esto no hay ninguna novedad en las palabras de C?raj, ni tiene nada de malo.

Acusaci?n de Nepotismo

Pero de ah?, viene al segundo punto: ??por qu? os levant?is por encima de la Congregaci?n del Se?or?? Si todos son tan buenos, no es necesario el liderazgo de unos pocos. Es este, efectivamente, un ideal para nuestro futuro, y as? describen nuestros Sabios que no necesitaremos aprender nada del Mash?aj, ya que ?ste vendr? solo para ense?ar a los otros pueblos. Pero nosotros ?no ense?aremos unos a otros, ya que todos Me conocer?n, desde el menor al mayor? (Yirmy? ? Jerem?as 31:33).

Este punto de vista, el de que ?toda la Asamblea son santos y entre ellos est? el Se?or? lo hemos o?do de boca del cristianismo. Para refutar la elecci?n divina del Pueblo de Israel, dice el cristianismo que no deben hacerse diferencias entre naci?n y naci?n, que todos son dignos de ser siervos del Se?or y no puede haber nadie que ?se levante por encima? de los dem?s. C?raj lo dec?a refiri?ndose a Mosh? y Ahar?n, y los cristianos lo dicen refiri?ndose a todo el Pueblo de Israel. Todos los humanos han sido creados a imagen y semejanza del Creador, todos son hijos suyos, con iguales derechos. No puede ser que solo un pueblo haya llegado al grado de ?Pueblo Elegido?. Y si en el pasado hubo una elecci?n divina (esto no lo pueden negar, ya que la Tor? lo dice expl?citamente), lleg? un momento en que esta elecci?n se borr?, y desde entonces, dicen los cristianos, todos los humanos son iguales.

Seg?n el Midrash, C?raj se quejaba de los privilegios extraordinarios que ten?a Ahar?n como Gran Sacerdote, y declaraba que todos los mandamientos de la Tor? no eran divinos, sino m?s bien ?un montaje? nep?tico de Mosh? para favorecer a su hermano, y as? debe entenderse la exclamaci?n de ??por qu? os levant?is por encima de la Congregaci?n del Se?or??: no es m?s que una invenci?n de Mosh?.

C?raj y el cristianismo

Nuestros Sabios, en los primeros siglos del cristianismo, y temiendo unas persecuciones que continuaron a lo largo de los veinte siglos de gobiernos cristianos, ocultaron sus cr?ticas al cristianismo en las palabras del Midrash que dirig?an a C?raj, ya que el mensaje b?sico era el mismo.

C?raj quer?a eliminar el valor divino de los mandamientos de la Tor?, d?ndoles una interpretaci?n humana, m?s o menos v?lida seg?n el momento y el lugar: una invenci?n de Mosh?.

Los cristianos, en la pr?ctica, dicen lo mismo. Los mandamientos de la Tor? no tienen valor. Las ep?stolas tradicionalmente atribuidas a Pablo de Tarso lo dicen muy claramente: el cumplimiento de los mandamientos ?est? viejo y anticuado, poco le falta para desaparecer (Heb 8.13). As? que el mandato anterior quedo cancelado porque era d?bil e in?til, pues la ley de Mois?s no perfecciono nada, y en su lugar tenemos una esperanza mejor (Heb 7.18). Podr?amos proponer otro motivo a la ?abolici?n de los mandamientos? por parte de los primeros cristianos, como se refleja en los Hechos de los Ap?stoles (15:20), que dice que era para ?no imponer m?s cargas que las necesarias? a los ne?fitos no-jud?os que se incorporaban al cristianismo sin convertirse al juda?smo. Pero el cristianismo ha borrado esta explicaci?n de sus libros de estudio, aceptando la primera que habla de ?debilidad e inutilidad?.

Nuevo y Fuerte
De todos modos, el cristianismo cat?lico no practica casi ninguno de los mandamientos de la Tor?, tal vez a excepci?n de los ?Diez Mandamientos? (en otras sectas cristianas, hay de todo, pero al fin y al cabo no imponen el cumplimiento a rajatabla de los mandamientos como en el juda?smo). Solo estos Diez Mandamientos, dicen ellos, fueron entregados por el Creador en el gran d?a en que habl? al Pueblo a junto al Monte Sinai, mientras que todos los dem?s eran ?d?biles e in?tiles?: la Tor? es denominada ?ley de Mois?s? para enfatizar su origen humano, seg?n su opini?n.
Por supuesto que nosotros, fieles a la Palabra divina y a la tradici?n de nuestros padres y maestros, afirmamos que toda la Tor? es divina y que todos los mandamientos provienen del Creador. No puede hablarse de ?viejo y anticuado? o de ?d?bil e in?til?, y de que ?la ley de Mois?s no perfeccion? nada?. Quien dice esto es porque no tiene ni la m?s vaga idea de lo que estamos hablando.
Todos aquellos que tenemos el placer y el deber de estudiar la Palabra divina expresada en la Santa Tor? sabemos apreciar el valor de cada vers?culo, de cada palabra e incluso de cada letra del enorme tesoro que nos ha sido encomendado por el Creador. Sabemos leer, meditar, profundizar, comparar vers?culos, y siempre encontramos en ellos algo nuevo. Respetamos las interpretaciones de nuestros Sabios y las validamos al comprobar por nosotros mismos que consiguieron dar con el meollo de la cuesti?n. Comprobamos a diario que el mensaje de la Tor? es continuamente nuevo, no ha perdido su fuerza; sigue siendo ?til como siempre lo ha sido y nunca ser? anticuado.
Especialmente importante es para todos aquellos que hemos crecido rodeados por las ideas cristianas, profundizar en el estudio de esta parash?, viendo el di?logo entre Mosh? y su primo C?raj, las consecuencias de la discusi?n, comprender el significado del doble castigo que se les aplic? (fuego y tragados por el abismo), las diferencias entre C?raj y sus secuaces, etc. ya que, como hemos visto, en esta parash? se esconden muchos puntos de nuestra milenaria discusi?n con el cristianismo y las pruebas de nuestro punto de vista.

2 thoughts on “Mensaje nuevo y fuerte – Comentario a la parash? de C?raj

  • June 18, 2015 at 2:20 pm
    Permalink

    Excelente exposici?n Rabino. Gracias es mi absoluta forma de interpretar el texto sagrado y divino de la Tora. Sin duda alguna el cristianismo herr? el camino en ese punto y en otros muchos m?s. He incluso me atrevo a decir que incluso hasta contradice a su fundador indirecto que fue jud?o.

    Reply
  • June 18, 2015 at 11:52 pm
    Permalink

    IMPRESIONANTE,LA VERDAD ESTOY IMPRESIONADO,GRACIAS POR TRAER LUZ

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.