?N?mina de los Legatarios del Testamento de Judas?

Por Rabino Nissan Ben Avrahamjudio

Citas antisemitas en una obra del siglo XIX.

Los Anales Judaicos

En el a?o 1847 se publicaban en Mallorca los llamados Anales Judaicos de Mallorca, de autor an?nimo. Esta obra estaba repleta de insultos a los jud?os y a sus descendientes conversos en la isla mallorquina, en parte recogiendo expresiones populares y en parte obra de su propia mente, que citamos a continuaci?n.

Entre los datos curiosos que se publicaban en estos Anales figuraba, bajo el apartado de N?mina de los Legatarios del Testamento de Judas, una larga lista de apodos que se les daban a los xuetas, que es como se conoce en la isla a los descendientes de jud?os.

En el a?o 1974 se lanz? una reedici?n del libro, hecha por el erudito e historiador Lloren? P?rez Mart?nez. Y cuenta la se?ora Rosa Planas Ferrer que al leerlo le llam? much?simo la atenci?n aquella lista de apodos hasta el punto de llevarla a escribir un libro, en catal?n, titulado Els Malnoms dels xuetes de Mallorca, o sea, ?los apodos de los xuetas de Mallorca?. Y as? tenemos un libro de casi 660 p?ginas dedicadas a este interesante tema. Me limito a citar algunas frases de su introducci?n y de su obra, aunque centro mi atenci?n en los insultos antisemitas que aparecen al citar a los Anales, para degustar un poco el ambiente en que viv?an los descendientes de Anusim de Mallorca hace unos 150 a?os.

Debe tenerse en cuenta que la costumbre de poner apodos a la gente estaba muy extendida en la isla, y sigue si?ndolo en los pueblos, hasta el punto que la gente puede desconocer el apellido de sus vecinos al usar exclusivamente su apodo. El apodo no era hereditario, o sea que el padre y su hijo pod?an perfectamente tener apodos diferentes cuando surg?a la ?necesidad? de cambiar el de uno de los dos.

En su libro, insin?a la se?ora Planas que algunos de los xuetas adoptaron algunos apodos por iniciativa propia, con el deseo de ocultar de este modo su apellido, considerado ?mancillado? por sus vecinos ?cristianos viejos?. As? aparecer?an, seg?n su opini?n, apodos con significado ?neutro? como Cera, Cetre, o nombres propios como Enric, Maura, Valent?, etc.

En los Anales podemos encontrar algunas descripciones claramente despectivas o con intenci?n peyorativa hacia los xuetas, y Planas cita las m?s significativas: ?que son una raza numerosa?, ?ocupan exclusivamente dos o tres calles?, ?son tenidos por judaizantes?, ?forman una sociedad aparte con matrimonios concertados y costumbres diferentes?, ?tienen una fisonom?a peculiar?, ?la mayor?a son plateros o tenderos? y ?son ricos a causa de la usura?.

Citas antisemitas

Para apoyar estos estamentos, cita Planas p?rrafos del Cancionero popular mallorqu?n, que aqu? traducimos, sin rebuscar las rimas como en el original.

?Nac? dentro un corral bajo una higuera, y en una cesta me llevaron al hospital. Cada cual considere que mujer pueda admitirme, mientras no sea bastarda o xueta o con alg?n defecto.?

?Aunque sea pobre y lleve ropa sencilla, puedo ir honradamente ya que no tengo ning?n pariente cerca de la Xueter?a.?

?Los xuetas est?n gordos porque roban el dinero. Se pasean por las calles: ?se?oras si ten?is trapos!?

Insultos de cosecha propia

Tambi?n tienen los Anales expresiones de cosecha propia:

?El oro es el ?nico ?dolo a quien rinden culto y a sus aras sacrifican a cada momento, si es menester, las tablas de la Ley que les dio el Se?or por manos de Mois?s en la c?spide del Sina?.?

?Trabajan mentalmente para aumentar su peculio.?

?Se os tacha con alguna raz?n de enemigos del trabajo corporal y de poco aficionados a las ciencias y a las artes, al mismo tiempo que, especuladores industriosos, viv?s a expensas de los dem?s llegando no s? si por medios leg?timos a reunir inmensos capitales.?

?Como son los xuetas tan cobardes, al menor indicio de ser atropellados levantan la voz de tal manera que la oigan todos los de su ralea, que nunca se hacen el sordo, acudiendo al socorro, no con armas, sino a transigir el asunto con palabras llenas de suavidad y dulzura.?

??narices que pod?an correr parejas con las de Caif?s, que, al parecer, se esforzaban para dar un beso a la barba. Nada dir? de sus ojos verdes y desencajados, de los que manaba una sustancia tinturada que semejaba de azufre y bermell?n.?

El ambiente antisemitaSinagoga_Balear

Debemos tener en cuenta que en aquellos tiempos, hace m?s de 160 a?os, estaba muy arraigado el antixuetismo en Mallorca, avivado por pol?micas como la que tuvo lugar entre los Diputados Chuetas, (llamados popularmente ?perruques? = ?pelucas?, por haber tenido que colocarse unas al llegar al Palacio del rey en Madrid) y el Ayuntamiento de la ciudad, que termin? con un decreto real a favor de los Chuetas en 1788.

Tambi?n se publicaba en 1857 el libro La Sinagoga Balear, igualmente incendiario contra los xuetas, que un a?o m?s tarde era replicado por el libro Un milagro y una mentira. Vindicaci?n de los mallorquines cristianos de estirpe hebrea, de Tom?s Bertran i Soler.

En este ambiente aparec?an los Anales y a?ad?an le?a a la hoguera antisemita mallorquina. Esto no excusa en absoluto al autor, que prefiri? escudarse en el anonimato, en una ?poca que deber?a definirse como del florecimiento del liberalismo, principio de la Renaixen?a catalana y v?speras de la Primavera de los Pueblos.

One thought on “?N?mina de los Legatarios del Testamento de Judas?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.