Comentario a la parash? de Itr?

Por Rabino Eliahu Birnbaumimage005

La tutela personal que ejerce D`s sobre cada uno de nosotros

Nos encontramos en esta parash? con uno de los legados m?s importantes que el juda?smo ha brindado a la humanidad. En Parash?t Itr? son presentados los diez mandamientos al pueblo de Israel.

Curiosamente, el compendio conocido como “diez mandamientos” comienza con una sentencia ajena por completo al car?cter de un “mandamiento” : “Yo soy tu D`s”, se nos explica en ?l, “que te saqu? de la tierra de Egipto, de la casa de la esclavitud”. D`s se presenta de este modo a cada uno de nosotros, sembrando el germen del que habr?n de nacer la fe y la fidelidad, en conducta y pensamiento, a los preceptos que m?s adelante nos har? saber. El estilo en que se presenta ante su pueblo el Creador marca una diferencia esencial entre el juda?smo y la mayor?a de las religiones. El D`s que se presenta en este primer mandamiento no es una divinidad prescindente, que cre? el mundo y se recogi? a su realidad trascendental; tampoco es un D`s cuyas actitudes nos recuerden a las del hombre, vengativo y ansioso de protagonismo. La Tor? nos presenta aqu? a un D`s personal, directo, que participa y acompa?a la vida de cada hombre. Un D`s para el cual la Creaci?n es un proceso constante, que se renueva en cada instante y en cada acto manifest?ndose en la combinaci?n arm?nica entre el verbo divino y las acciones humanas. Read more