?Qu? Biblia lee el Vaticano?

A fines de octubre, un s?nodo de obispos en Roma lanz? el equivalente teol?gico de una granada de mano, amenazando con explotar d?cadas de esfuerzos por mejorar las relaciones judeo-cat?licas.

En una conferencia de prensa que tuvo lugar en el Vaticano, Monse?or Cyril Salim Bustros, un arzobispo griego melquita de Boston y presidente de la iglesia ?comisi?n por el mensaje?, lanz? un virulento ataque contra las bases de la fe jud?a.

?Las santas escrituras?, declar? Bustros, ?no pueden ser utilizadas para justificar el retorno de los jud?os a Israel y el desplazamiento de los palestinos, para justificar la ocupaci?n israel? de la tierra palestina?.

Sin frenar all?, el arzobispo continu? diciendo que, ?nosotros los cat?licos no podemos hablar de la ?Tierra Prometida? como un privilegio exclusivo del pueblo jud?o? no hay m?s un pueblo elegido?, dijo.

Y as?, de una sola vez, un miembro de alto rango de la iglesia intent? negar lo ?nico, la relaci?n de alianza entre Hashem y el pueblo jud?o, mientras que rechazan la promesa Divina de devolver al pueblo de Israel a su Tierra.

Uno no puede m?s que preguntarse: ?qu? Biblia lee el Vaticano?

Sea cual sea, debe estar faltando un par de palabras, dado que incluso una r?pida mirada en las Sagradas Escrituras deja claro que el derecho del pueblo jud?o a la Tierra de Israel es b?blico e indisputable.

Tome por ejemplo a Ishaiau 14:1-2: ?Hashem tendr? compasi?n de Yacov; nuevamente elegir? Israel y los asentar? en su propia tierra?.

O Irmiau 11:5, donde Hashem dice: ?cumplir? el juramento que les jur? a tus antepasados, darles una tierra de la cual emana leche y miel??.

Y tambi?n est? Yejezkel 34:11-13. Y Oshea 3:4-5. Y Amos 9:14-15. Y Obadia 1:17, Tzefani? 3:19-20, as? como Zejar?as 8:7-8.

Comprendi? a que me refiero, ?cierto?

Pero no parece ser que los l?deres de la iglesia cat?lica lo comprendan.

Luego de que los comentarios libaneses de Bustros causaron furor, el vocero del Vaticano esper? dos d?as para emitir una declaraci?n circunspecta que hizo poco para calmar la tormenta.

?Si alguien quiere un resumen de la posici?n del s?nodo, la atenci?n debe ser puesta en el ?mensaje?, el cual es el ?nico texto aprobado por el s?nodo en los ?ltimos d?as?, dijo el Padre Federico Lombardi del Vaticano.

?Hay tambi?n una gran variedad y riqueza de contribuciones que fueron realizadas por los sacerdotes?, agreg?, ?pero que como tales no deben ser consideradas como la voz del s?nodo en general?.

Los esfuerzos de Lombardi por contener el derrumbe no enga?an a nadie. No hay forma de eludir el hecho de que dicha convocatoria de obispos fue llamada por el mismo Papa.

M?s aun, la percepci?n alrededor del mundo fue que el Vaticano ha oficialmente deslegitimizado a Israel mientras que ofendi? al juda?smo en s? mismo.

Como el escritor cat?lico William Doino Jr. Dijo, ?En una declaraci?n que intent? ser total e intensamente cristiana, Israel fue criticada y acusada. Esto no es justo, mucho menos cristiano?.

De hecho, la completa responsabilidad del episodio es nada m?s que un poco de pol?tica con investidura eclesi?stica.
Bustros y sus colegas tienen un claro inter?s pol?tico de oprimir al Estado Jud?o, y sin verg?enza, no dudan en invocar a lo sagrado por esta meta tan profana.

Mis amigos cristianos me dicen que las palabras ?Palestinas? y ?Palestinos? no aparecen en ning?n lugar en el Nuevo Testamento. Por lo que los tan cultos obispos no pueden haber llegado a la idea de la ?ocupaci?n de Palestina? en las clases de catequismo.

M?s a?n, de acuerdo a la propia definici?n de Bustros, el fundador del cristianismo hubiese sido considerado un ?ocupador? o un ?colono?, dado que de acuerdo a la fe cristiana, Jes?s el jud?o naci? y fue criado en Bel?n.

Es la misma Bel?n que Bustros querr?a ver ahora ser parte del estado Palestino, libre de jud?os.

M?s all? de c?mo lo miremos, el desenfrenado insulto del s?nodo a Israel y al pueblo jud?o no puede ser permitido. Si no es denunciado y corregido inmediatamente, pronto ser? aprovechado por los enemigos de Israel para provocar m?s odio y lucha.

En una carta al cardenal electo Kurt Koch, el nuevo director de la comisi?n del Vaticano para relaciones interreligiosas con los jud?os, la Liga de Anti-difamaci?n correctamente se?al? los comentarios de Bustros como ?el peor tipo de antijuda?smo, cercano a antisemitismo?.

La organizaci?n le pidi? a Koch ?corregir r?pida y p?blicamente las terribles y perjudiciales declaraciones del arzobispo Bustros?, y aclarar si su ?interpretaci?n del reporte final del s?nodo refleja la intenci?n del s?nodo en dichos profundos temas teol?gicos?.

Yo lo llevar?a un paso m?s all?. Debido al largo y negro pasado de la iglesia cat?lica de intimidaci?n y persecuci?n antijud?a, solo servir?a que el mismo Papa hable en forma clara y abierta del tema.

El Papa Benedicto debe transformar este episodio en una profunda oportunidad para reparar lo que la iglesia cat?lica le ha hecho al pueblo jud?o a lo largo de los siglos.

Ir?nicamente, fue hace 45 a?os atr?s, el 28 de octubre de 1965, cuando el Segundo Concilio del Vaticano aprob? el documento conocido como ?Nostra Aetate?, el cual anunciaba un cambio en la postura de la iglesia respecto a los jud?os.
En su despertar, mucho se ha hecho para lograr mejorar las relaciones entre ambas religiones.

Pero el arzobispo Bustros y su ret?rica llena de odio amenazan con llevar el reloj hacia atr?s y debilitar cerca de medio siglo de di?logo y progreso. Qu? gran verg?enza para todos los involucrados.

A pesar de que la iglesia se vanagloria de predicar amor y tolerancia, cuando se trata de jud?os, a?n queda un largo camino por recorrer.

Michael Freund

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.