L?deres Bnei Anusim italianos visitan Israel: conozca a Leah, Marco, Carlo y Salvo

Por Brian Blum

Carlo

??No, no, no nos llame l?deres!?, protesta Carlo, uno de los cuatro visitantes, mientras que el Rab Punturello traduce pacientemente.

?Son muy modestos?, se?ala el rabino r?pidamente. ?Pero es verdad: son bastante l?deres. Hacen mucho trabajo ayudando a organizar distintos tipos de seminarios y eventos en Italia?. Carlo, por ejemplo, organiz? actividades para J?nuca en su casa en la regi?n de Catania, incluyendo el encendido de una januki? en una plaza p?blica, evento que organiza desde el 2008.

Los cuatro visitantes Bnei Anusim provienen de distintas ?reas alrededor de Italia y Sicilia. Carlo es de Catania, Leah de Siracusa y Marco y Salvo de Palermo.

?La idea del viaje fue ayudarlos a construir identidades jud?as para estos j?venes que retornar?n a Sicilia y fortalecer?n la comunidad jud?a local?, explica el Rabino Punturello. El itinerario incluye una gran combinaci?n de estudio y turismo.

?Visitaron la ciudad vieja de Jerusalem, la sinagoga italiana, Metzad? y el mar muerto?, dice el Rabino Punturello. ?Pasaron shabat con la comunidad jud?a italiana en Jerusalem; se encontraron con el inmigrante jud?o David Cassuto (ex viceintendente de Jerusalem), quien comparti? con ellos la historia de la juder?a italiana en Israel; y tomaron clases con el Rabino Eliahu Birnbaum?, director educativo de Shavei Israel, quien habla italiano y se desempe?? como el Gran Rabino de Tur?n en Italia.

Leah

?Qu? piensan los visitantes italianos de Israel? Solo dos semanas los han dejado profundamente conmovidos. ?Me siento mucho menos solitaria como jud?a?, dice Leah. ?Ser una minor?a en Siracusa crea mucho estr?s. Ahora que he vivido la ?idea? de Israel, incluso por un corto per?odo, me siento m?s segura de ser jud?a en casa. Y m?s fuerte ? porque s? que Israel siempre nos est? esperando.

Marco

Marco est? de acuerdo con Leah sobre la falta de ?estr?s espiritual? en Israel. Quiz?s la gente que vive aqu? no lo siente, es normal para ellos, pero yo siento la paz y ?quiero llev?rmela a Italia! No digo que paz significa falta de problemas. Pero hay un sentimiento de completitud en mi alma. Veo otras personas como yo y realmente me siento parte del pueblo jud?o. Como cuando paramos en Ein Gedi para rezar minj?, cerca del mar muerto, y de alguna forma ten?amos un mini?n. ?Esto no pasa en Italia!

?Marco lo dijo correctamente, pero quiero a?adir algo?, dice Carlo. ?Hay un dicho ? proviene de la pel?cula americano ?Into the Wild? – que la alegr?a es real solo si es compartida. Como dijo Leah, en Sicilia estamos solos. Pero aqu?, podemos compartir la alegr?a de nuestra identidad jud?a con todo el pueblo de Israel?.

Es una diferencia cualitativa, contin?a Carlo. ?Cuando estoy en Sicilia y cumplo con kashrut, me siento orgulloso porque estoy conservando la tradici?n. Aqu?, me siento feliz simplemente porque estoy compartiendo lo com?n de la identidad jud?a?.

Salvo

Salvo est? sorprendido de lo tan ?natural? que se siente estar en Israel. Ha visitado el Estado Jud?o previamente, pero m?s que nada se ha quedado con amigos en Tel Aviv. Esta es la primera vez que paso tiempo en Jerusalem, viendo a la ciudad entera prepararse para shabat ?como una actividad normal?, fue una revelaci?n. ?Venir a Israel es como obtener un paquete de nuevas bater?as. Me da energ?a para regresar a Palermo y tornarme en m?s activo en la comunidad jud?a local. La di?spora es el lugar donde vivo, pero me siento desconectado de la vida real ? la vida jud?a real. Si la vida es una cadena, cuando no estoy en Israel es como si faltase un eslab?n?.

Una de las experiencias m?s comunes de los Bnei Anusim ? sea en Italia, Espa?a, Portugal o Am?rica Latina ? es el descubrimiento, generalmente a una edad determinada, de ra?ces jud?as. Este es, definitivamente, el caso de estos notables j?venes l?deres. Read more