Birkat Hailanot – La bendición de los árboles

Por Tziviá Kusminsky

arbre_fleurs

Ayer estuve en el tribunal rabínico, acompañando a una pareja que está cerquita de finalizar su proceso de conversión y el rabino les hizo una pregunta poco usual, ¿cuál es la berajá que bendecimos solo una vez por año?

Para mi sorpresa, la señora enseguida respondió “Birkat Hailanot”, y el rabino asintió e incluyó que hay otros ejemplos más.

Birkat Hailanot, o la bendición de los árboles, es una bendición que se realiza solo una vez por año, durante el mes de Nissán, cuando comienzan a florecer los árboles.

La bendición se realiza sobre árboles frutales, preferible dos árboles de distintos frutos, cuando el árbol comienza a florecer, antes de que salga el fruto en sí mismo.

La bendición que recitamos es:

“ברוך אתה ה’ א-לוהינו מלך העולם, שלא חיסר בעולמו כלום, וברא בו בריות טובות ואילנות טובים, ליהנות בהם בני אדם”

“Bendito eres Tú, D-s nuestro, Rey del Universo, que hizo que nada falte en su mundo, y creó en él buenos seres y buenos árboles, para el placer de los hombres”

Sin duda alguna, esta bendición, es una muestra de agradecimiento para con nuestro creador, que nos puso en un hermoso mundo, nos entregó todo lo necesario para satisfacer nuestras necesidades.

Cuando salimos a la calle, a las plazas, a los campos y vemos los árboles floreciendo, el comienzo de la primavera, la naturalesza que vuelve a tomar vida, no podemos más que bendecir a quien creo todo esto para nuestra satisfacción.

Dice la guemará en el Tratado de Sanhedrín 98a, que cuando vemos a los montes de Israel dar frutos en abundacia, no hay un mayor señal de que la redención ha comenzado. Quien conoce la historia del moderno Estado de Israel, sabe que cuando los primeras personas retornaron, luego de un largo exilio, la tierra de Israel era pleno desierto y pantanos. Pero poco a poco, con el fuerte trabajo del pueblo judío y con la bendición celestial, el país comenzó a florecer (en todo sentido) y hoy sin duda es un ejemplo para todo el mundo.

Salgan hacia los campos y bendigan a quien nos ha dado todo esto!

Nisán: el mes de la redención

Nisán es el séptimo mes del calendario judío, de acuerdo al calendario que comienza en Tishrei, Rosh Hashaná, con la creación del hombre. Sin embargo, Nisán es a su vez el primer mes del año de acuerdo a la Torá, quien nos dice: “Este mes os será el principio de los meses; os será el primero de los meses del año” (Shmot 12:2), mes en el que fuimos liberados de la esclavitud de Egipto y nos constituimos en un pueblo, libre y digno de merecer la Torá, la cual nos fue dada en el mes de Siván, luego de habernos purificado y haber ascendido los 49 niveles de impureza que habíamos descendido en Egipto. Continue reading “Nisán: el mes de la redención”