Los Orfebres Jud?os – Nociones deJuda?smo

05_orfebre_13Por Rabino Nissan Ben Avraham

El Segundo Mandamiento

Cincuenta d?as despu?s de la Salida de Egipto estaban los Hijos de Israel a los pies del Monte Sinai, escuchando la Palabra del Creador, el llamado Dec?logo.

Hay una famosa pol?mica entre los Sabios de Israel si el llamado Primer Mandamiento del Dec?logo es realmente un mandamiento o no. Hay quien opina que no es un mandamiento, ya que en ?l no se ordena ni se proh?be nada, sino que simplemente afirma que (?xodo 20:2): ?Yo soy el Se?or tu D?ios, que te sac? de la Tierra de Egipto, de casa de servidumbre?, como pr?logo a los mandamientos que vienen a continuaci?n en el Dec?logo y en el resto de los 613 Mandamientos de la Tor?. Pero precisamente Maim?nides escribe que de ah? se aprenden los principios de fe de la existencia del Creador y de que gu?a el mundo seg?n sus planes, y esto es un mandamiento: creer en Su existencia y en su providencia.

A continuaci?n viene el Segundo Mandamiento, que en realidad son cuatro prohibiciones. Comienza con el vers?culo 3 diciendo que: ?No tendr?s otros dioses ante M??; el vers?culo 4 a?ade que: ?No te har?s escultura ni ning?n dibujo de lo que hay arriba en el cielo o abajo en la tierra, o en las aguas debajo de la tierra?; los vers?culos 5 y 6 contin?an diciendo que: ?No te postrar?s ante ellos no lis adorar?s, porque Yo soy el Se?or tu D?ios, un D?ios celoso que recuerda la iniquidad de los padres sobre los hijos hasta la tercera o cuarta generaci?n de los que Me odian; y hago bondad por millares a los que me aman y guardan Mis mandamientos?.

En la redacci?n del Dec?logo hay dos detalles importantes, que han causado la confusi?n de algunos int?rpretes, o mejor dicho: han servido de excusa para aquellos que quer?an tergiversar el sentido de la Palabra Divina. Se trata de que hay lo que podr?amos llamar ?punto y aparte? entre los mandamientos, que separan visiblemente en el texto hebreo entre un mandamiento y otro, con dos excepciones. La primera es que entre los dos primeros Mandamientos no hay ?punto y aparte?, y la segunda es que el d?cimo Mandamiento, ?no codiciar?, est? partido en dos por medio de un ?punto y aparte?. Por ello, la tradici?n cristiana ?borra? el segundo mandamiento y, para cumplir con los ?Diez mandamientos?, divide el ?ltimo en dos. Sin entrar ahora en el motivo de la extra?a redacci?n, nuestra Tradici?n deja bien claro que la divisi?n es como yo la he expuesto y, por supuesto, no como la tradici?n cristiana. Y aunque tuvieran raz?n, que no la tienen, no por ello desaparecen los vers?culos 3-7 que proh?ben la idolatr?a. Read more