El juicio sobre el coraz?n – Comentario a la parash? de Tetzav

Rabino Nissan Ben Avraham

F0_0400_0000_rrgdVestiduras sagradas

La segunda mitad del libro de Shmot (?xodo) se caracteriza por la descripci?n de la construcci?n del Tabern?culo, primero dando las instrucciones de su fabricaci?n y luego relatando el modo en que lo hicieron. Entre los m?ltiples detalles de la construcci?n est? tambi?n la preparaci?n de las vestiduras de los Sacerdotes.

Los sacerdotes que serv?an en el Tabern?culo, y luego en el Templo, deb?an vestir precisamente cuatro vestiduras: pantalones, t?nica, faja y turbante. El Sumo Sacerdote a?ad?a otras cuatro: abrigo, efod, pectoral y frontal, con la particularidad que estos cuatro conten?an hilos o placas de oro, por lo que son denominadas en el Talmud como ?Vestiduras de Oro?.

El Sumo Sacerdote deb?a vestir esta ropa a diario, durante todas las horas del d?a mientras le fuera posible, ya que el mero hecho de vestirlas repercut?a en el servicio del Tabern?culo. Por ejemplo, si por descuido se ofrec?a un sacrificio que hubiera tocado una impureza quedaba autom?ticamente invalidado y deb?a traerse otro en su lugar, pero si en aquel momento el Sumo Sacerdote estaba revestido de sus vestiduras sagradas el sacrificio era aceptado, ya que el vers?culo que habla del ?frontal? dice que ?estar? sobre la frente de Ahar?n, y Ahar?n quitar? la iniquidad de las cosas sagradas que los hijos de Israel consagren en todas sus ofrendas santas; y estar? siempre sobre su frente, para que sean aceptas delante del SE?OR? (Shmot 28:38).

Igualmente, el resto de las vestiduras ten?a su intenci?n y su valor, mucho m?s all? de lo que puede parecer a simple vista. Read more