Parashat Ki Tavó

En este video de 10 minutos, el Rabino Nissan Ben Avraham nos comenta acerca de las 98 maldiciones que aparecen en esta parashá y cómo es posible transformarlas en bendiciones mediante actos de bien y bondad. 

Reflexiones acerca de las Bendiciones

ESP_0479
Un padre bendice a sus hijos durante Birkat Cohanim

Por Rabino Yitzjak Aboud

Una de las bendiciones que dan los cohanim al Pueblo de Israel es: “Que Hashem te bendiga y te cuide” (Números 6:24), el Or Hajaím, en una de sus elucidaciones, exponen: Que Hashem te bendiga y que esa bendición no sea la raíz de un mal, como está escrito: “No sea que comas, te satisfagas… y tu corazón se vuelva orgulloso y te olvides de Hashem tu Dios…” (Deuteronomio 8:12-14).

Es decir, cada bendición encierra un riesgo y se requiere de un cuidado de ese peligro, el peligro es que la persona se vuelva orgullosa. Ésa es la prueba del éxito y de la bien. Se requiere estar alerta, tener un cuidado extra, y una bendición especial por parte del Creador para no caer en el peligro que se oculta en éxito y en la bendición. Incluso en el estudio de Torá, cuando hay un éxito excepcional hay un riesgo mayor. El individuo debe pasar pruebas nuevas e imprevistas cuando alcanza un logro especial. También es conveniente recordar que en los asuntos terrenales hay pruebas especiales, por ejemplo, cuando se es rico o se tiene un puesto importante. Por ello se necesita una vigilancia especial.

Hay tres personas a quienes se les perdonan sus pecados, alguien que se convierte al judaísmo, el que alcanza un puesto importante y el que se casa (Rashí en Bereshit 36:3, citando un midrash del Libro de Shemuel). Podemos decir que el motivo por ello es que éstos se encuentran en una situación buena y de éxito y tienen que pasar pruebas nuevas, por eso requieren de un cuidado especial y del Cielo lo ayudan por medio de perdonarles sus pecados, es como un incentivo, así podrán pasar las nuevas pruebas.

ESTE PUEBLO CREÉ PARA MÍ; MIS ALABANZAS CONTARÁ

COMENTARIO A LA PARASHÁ DE ÉQEV

Por Rabino Nissan Ben Avraham250px-שבעת_המינים

LAS “TRES BENDICIONES”

Todos los que están familiarizados con el sidur y con las bendiciones judías para antes y después de comer, reconocerán el versículo de nuestra parashá (8:10) que dice: “Comerás y te saciarás y bendecirás al Eterno tu D’ por la buena tierra que te ha dado”, que se recita al final de la segunda bendición de el “Bircat haMazón” (bendición por el alimento).

Esta bendición, como podemos ver, se refiere a la que recitamos después de haber comido. En realidad son tres bendiciones antiguas y una más reciente (de ‘solo’ dos mil años). La primera llamada ‘ha-zan’ (el Que sustenta), que habla de la comida que hemos consumido. La segunda habla de ‘la buena tierra’ que el Creador nos ha dado y que nos proporciona el sustento necesario. La tercera habla del ‘centro’ de esta buena tierra, que es Jerusalén y el Templo. La más reciente data de después de la guerra de Bar Cojbá en que después de perder la independencia, declaramos que el Creador no nos ha abandonado y sigue beneficiándonos donde quiera que estemos.

De todos modos, en la literatura rabínica muchas veces se refieren al ‘Bircat haMazón’ como ‘las Tres Bendiciones’. Continue reading “ESTE PUEBLO CREÉ PARA MÍ; MIS ALABANZAS CONTARÁ”

“Birkot haShájar”, las Bendiciones de la Mañana (1)

Por Aviel Pérez

Las Birkot haShájar ברכות השחר, literalmente “bendiciones del amanecer” son una serie de bendiciones que se dicen al levantarse. Para quien asiste a un minyián o a una sinagoga, hay dos costrumbres: recitarlas en casa antes de ir a la sinagoga, o en la sinagoga misma, dependiendo de la comunidad.

Puede decirse que estas bendiciones representan el agradecimiento a HaShem por la renovación de cada día.

El orden de las brajot depende de la tradición (ashkenazí o sefaradí), por lo tanto, puede variar de sidur en sidur. En todo caso, lo más usual es que sigan el orden de las acciones de la persona al levantarse.

Continue reading ““Birkot haShájar”, las Bendiciones de la Mañana (1)”

El efecto de la Tefilá

El Kadosh Barun Hu fijó una ley en el mundo, que cuando deseemos acercarnos a El y pedir bendición, El se acercará a nosotros y nos influenciará con todo Su bien, de acuerdo a nuestras necesidades y las necesidades del mundo. Este tema es mencionado en el Zohar y en otras fuentes.

Es decir, también cuando corresponde que Dios le de bendición al mundo o al hombre, muchas veces ésta es detenida hasta que el hombre rece desde lo profundo de su corazón.

Continue reading “El efecto de la Tefilá”

Rezar como Judío (2)

Se cuenta que en cierta ocasión, pasó un hombre frente a una casa en la cual se celebraba una boda. Al mirar a través de las ventanas vio que los invitados saltaban y brincaban en forma muy extraña; entendió entonces que estaban todos locos.

La interpretación de este cuento, es muy simple: el hombre era sordo y no escuchó la música y las canciones que los hacían cantar y bailar.

Las oraciones y plegarias que son parte de nuestra milenaria tradición, tienen una melodía, una música espiritual que debe llagar al corazón del hombre.  Aquel que percibe esta sensible melodía experimenta una gran satisfacción espiritual y aquel cuyos oídos y corazón no son suficientemente sensibles, contempla al orante como a un loco.

Continue reading “Rezar como Judío (2)”