UNA NACIÓN, MUCHOS ROSTROS

Alrededor del mundo se esta dando un despertar sin precedentes. En diferentes ambitos descendientes de judíos buscan volver a sus raíces y abrazar su herencia. Durante los últimos 15 años, a través de Shavei Israel, la organización que lidero, he llegado a discernir que hay multitudes de personas cuyos antepasados fueron parte de nuestro pueblo y que ahora están retornando. En consecuencia se llegara a una remodelación en varios aspectos como el carácter, contorno, e incluso el color de la judería.

Desde los judíos de Kaifeng, China, cuyos antepasados sefardíes viajaron a lo largo de la Ruta de la Seda, hasta los Bnei Menashe del noreste de la India, que afirman ser descendientes de una tribu perdida de Israel, y los “judíos ocultos” de Polonia desde el Holocausto, hay Multitudes con una conexión histórica con el pueblo judío. Quizás el grupo más grande de todos sea el Bnei Anousim, a quien los historiadores se refieren con el término despectivo Marranos y cuyos antepasados eran judíos españoles y portugueses obligados a convertirse al catolicismo en los siglos XIV y XV.

Los académicos estiman que su número en todo el mundo asciende a millones, y un reciente estudio genético publicado en diciembre de 2018 reveló que el 23 por ciento de los latinoamericanos tienen raíces judias.
Si somos lo suficientemente prudentes como para aprovechar la oportunidad y extender una mano a estas comunidades y fortalecer nuestra conexión con ellas, en las próximas décadas, seremos testigos del regreso de cientos de miles, y posiblemente más, a nuestras filas.

Los historiadores estiman que durante el período herodiano, hace 2.000 años, había aproximadamente 8 millones de judíos en todo el mundo. Al mismo tiempo, la dinastía Han realizó un censo en el año 2 C.E. que encontró que había 57.5 millones de chinos Han. Si nos adelantémonos al presente encontramos cifras, bastante diferentes, con China que alberga a 1.100 millones de personas, incluso cuando la judería mundial apenas cuenta con más de 14 millones.

Durante los últimos 2,000 años de exilio, perdimos innumerables números de judíos, ya sea por asimilación u opresión. Muchos de sus descendientes ahora claman por regresar. Este desarrollo es un testimonio del poder de la historia judía y el triunfo del destino judío.

“Necesitamos comenzar a considerar la diversidad como algo que no solo es bueno en términos financieros, sino también de manera nacional”

Se dice que el mundo se está haciendo cada vez más pequeño gracias a los procesos de globalización y creciente interdependencia económica y estratégica. Para prosperar en esta aldea global, el pueblo judío necesitará a los judíos chinos y a los judíos indios no menos que a los judíos estadounidenses y británicos.

Esto significa que no solo debemos hacer más para mantener a los judíos judíos, sino que también debemos comenzar a pensar cómo aumentar nuestros números pues necesitamos más judíos, ¿Por qué no volver a nuestro pasado colectivo y reclamar a aquellos que nos fueron arrebatados debido al exilio y la persecución? Muchos descendientes de judíos ya están llamando a nuestra puerta, así que lo que necesitamos hacer es abrirles, para que vuelvan.

Ha decir verdad este proceso ya está en funcionamiento. Con la aprobación del gobierno israelí, Shavei Israel ha llevado a Jerusalén a más de 4,000 Bnei Menashe haciendo Alia de la India, así como a una docena de jóvenes judíos chinos.

Cuando miramos hacia el futuro, a medida que esta tendencia cobra fuerza, está claro que el pueblo judío será una nación más numerosa y diversa que lo que nadie podría haber imaginado a principios del siglo XXI.
No debemos temer a esta predicción, por el contrario debemos acogerla, pues demográficamente y espiritualmente, el pueblo judío será más fuerte por ello.

Esta no es una forma de “actividad misionera”. Después de todo, la idea no es salir y convencer a los que no están convencidos, la idea es abrir la puerta a quienes ya están en el proceso de búsqueda. Obviamente no todos elegirán hacerlo. Pero al crear un compromiso con estas personas, se creará una mayor afinidad por parte de ellas hacia Israel y las causas judías, incluso si prefieren seguir siendo católicos en Madrid o orgullosos protestantes en Nuevo México.

Al cultivar su identificación con las raíces judías, ya sea de una manera cultural, intelectual o espiritual, lo mínimo que se va a lograr es expandir el número de aquellos que miran con cariño y simpatía a los judíos e Israel.

Pero podemos y debemos apuntar a lo más alto. Ya que el tamaño sí importa, ya sea en el baloncesto, los negocios o la diplomacia. Para hacer una diferencia en el mundo y estar a la altura de nuestra misión nacional como judíos, necesitamos un equipo mucho más grande y más diverso.

Un “Equipo” a nuestra disposición, con grandes jugadores y una bancada fuerte. En otras palabras, necesitamos más judíos.

Así es que debemos comenzar a considerar la diversidad como algo bueno, en términos no solo financieros si no también nacionales. Es un signo de fortaleza para el pueblo judío que no todos nos parezcamos, pensemos igual o tengamos el mismo pasado o incluso el mismo color de piel.

Entonces, a medida que un número creciente de descendientes de judíos en todo el mundo hacen el largo viaje a casa, démosles la bienvenida con los brazos abiertos, ya que solo enriquecerá aún más el intrincado tapiz de nuestra gente.

¿Por qué ayunamos?

Cinco ayunos fueron decretados por nuestros sabios, en memoria a diferentes desgracias que sucedieron a nuestro pueblo y uno fue establecido por la Torá como expiación por nuestros pecados.

Yom Kipur y 9 de Av, son ayunos que comienzan a la puesta del sol y terminan con la salida de las estrellas del día siguiente. Los demás ayunos comienzan de madrugada y terminan con la salida de estrellas, el mismo día.

Una vez una persona me explicó los ayunos de una manera fácil de recordar: hombre y mujer (Esther y Gedalia), blanco y negro (Yom Kipur, en que nos vestimos de blanco y 9 de Av en que lamentamos la destrucción del Templo) y (10 de Tevet, que es el más corto de todos los ayunos, ya que ocurre en el invierno y 17 de Tamuz, el más largo de todos los ayunos que comienzan al amanecer, ya que es en el día verano).

Continue reading “¿Por qué ayunamos?”

Agenda de un Rabino

El mes pasado visité una de las comunidades importantes de Europa y como es mi costumbre, ni bien llegué me puse en contacto con el rabino local para saludarlo. El rabino se alegró de oír mi voz y hasta me invitó para el día siguiente a un evento comunitario: un funeral. En muchas oportunidades, cuando visito comunidades, los rabinos me invitan a acompañarlos al cementerio a los efectos de participar en la purificación del fallecido, de los discursos fúnebres, de los preceptos del entierro y el funeral. Todo esto forma parte del mundo de los rabinos de la diáspora y muy probablemente esta es la razón por la cual conozco los aeropuertos y los cementerios judíos de cada ciudad en casi todo el mundo.

Si bien cada funeral es diferente y único ya que cada ser humano es un mundo en sí mismo, el funeral en cuestión no era para nada rutinario, tal como descubrirán a continuación. El fallecido había nacido en la ciudad que yo visitaba y veinte años atrás había emigrado a New York. Antes de partir al exterior estaba casado por “jupe” con una mujer judía, y al radicarse en New York se separaron sin que el finado haya entregado “Guet”  (divorcio). Una vez establecido en los Estados Unidos inició una nueva relación de pareja, pero esta vez con un hombre no judío. Tras fallecer a los ochenta y dos años de edad se decidió enterrarlo junto a su familia en Europa. Continue reading “Agenda de un Rabino”

Recordando al rabino jasídico pionero de la aliá

Hoy, el primer día del mes hebreo de Iyar, se conmemora el aniversario del fallecimiento de uno de los héroes desconocidos del retorno del pueblo judío a la Tierra de Israel en la era moderna.

Más de un siglo antes de lo que comúnmente se conoce como la Primera Aliá, la cual comenzó en 1882 y trajo una afluencia de valientes y generalmente laicos pioneros sionistas de Rusia y otros lugares, el Rabino jasídico Menajem Mendel de Vitebsk, llevó a uno de los primeros grupos organizados de inmigrantes judíos a la Tierra Santa. Mientras la nación se prepara para celebrar el Día de la Independencia la próxima semana, vale la pena recordar esta figura imponente, aunque sólo sea para subrayar el hecho de que el crédito para el subsiguiente restablecimiento del Estado judío, pertenece a todos los sectores de la sociedad israelí.

Era el año 1777 y el rabino Menajem Mendel estaba entre los líderes del floreciente movimiento jasídico en Europa del este. Alumno del gran rabino Dov Ber, conocido como el Maguid de Mezritch, fue ampliamente considerado como el heredero al liderazgo del movimiento jasídico, quien ingresaba a su tercera generación en la escena judía y ganaba un número creciente de adherentes. Sin embargo, el rabino Menajem Mendel, quien albergaba un profundo amor por la tierra de Israel y el pueblo judío, dejó todo atrás para realizar el arduo y peligroso viaje a la tierra de sus antepasados. Continue reading “Recordando al rabino jasídico pionero de la aliá”

La marcha por la vida que cambió mi vida

Tenía tan solo 15 años, pero ya la chispa vibraba dentro mío. Tenía tan solo 15 años, pero algo me decía que luchar por conseguir un lugar en ese viaje valía la pena.

Me presenté ante la directora y brindé mis argumentos que a pesar de mi temprana edad, madurez no me faltaba para enfrentar esta terrible y petrificadora experiencia, y así logré convencerla de que no se arrepentiría, si me enviaba a ese prometedor viaje que sin saberlo cambiaría mi vida por completo.

Me embarqué en el avión junto a mi grupo, rumbo a Polonia, el gris y triste país que había visto un esplendor judío y luego con sus propias manos lo había hecho cenizas, no solo en forma figurativa. Continue reading “La marcha por la vida que cambió mi vida”

La barba del hombre es su respeto

El balcón de Herzl, el ladrón que me tuvo miedo en Bolivia, y la Seguridad en el Cairo. Sobre experiencias cómicas que me pasaron por tener la imagen barbuda.

No todos los rabinos tienen barba. En distintos países y en diferentes épocas, como en los países de Oriente y en Italia, había rabinos que no tenían barba. Por otro lado, tanto en el pasado como ahora, la barba es un símbolo en diferentes grupos tanto en el pueblo judío como  fuera de él. En el mundo religioso hay curas cristianos y sheijs e imanes musulmanes con barba. En la política, muchos sionistas quisieron emular la figura de Herzl y se dejaron la barba. Los  revolucionarios de Cuba y de muchos países aprendieron del Che Guevara y vieron en su barba el símbolo de la revolución . Y  también desde un punto de vista cultural – la barba es un símbolo de reconocimiento para los Hípsters y también para los hombres de la comunidad Amish.

En mi condición de barbudo desde mi época de Ieshiva y el servicio militar,  quisiera compartir algunas de las múltiples experiencias que tuve en mis viajes por el mundo “por culpa” de mi barba. Muchas veces me identifican como cristiano, musulmán o revolucionario. A continuación, el detalle de mis experiencias en esa área. Continue reading “La barba del hombre es su respeto”

Milagros ocultos y milagros visibles – Comentario a la parashá de Vayeshev

Dice nuestra parashá: “Y el pozo está vacío, no tiene agua” (Bereshit 37:24), refiriéndose al pozo donde sus hermanos tiraron a Yosef antes de que sea vendido a Egipto como esclavo.

Para comprender este versículo y su relación con jánuca debemos analizar las dos siguientes porciones del Tratado de Shabat 22a:

1 – Dijo Rab Cahana que el Rab Natan Bar Maniumani predicó lo que oyo de Rab Tanjum, que está prohibido prender las velas de jánuca más alto que 20 amot de altura (alrededor de 9mts)

2 – y dijo Rab Cahana que el Rab Natan Bar Maniumani predicó en nombre de Rab Tanjum, ¿qué quiere decir que el pozo está vacío, no tiene agua? Que agua no tiene, pero víboras y escorpiones sí.

Y hay que preguntarse por qué ambas cosas son escritas una después de la otra, ¿cuál es la relación entre estas?

Hay una misma raíz para las dos prédicas de Rabi Tanjum, y ambas surgen de observar detenida y profundamente la misericordia divina. Continue reading “Milagros ocultos y milagros visibles – Comentario a la parashá de Vayeshev”

¿TIENEN LOS PALESTINOS RAÍCES JUDÍAS?

¿Tienen los palestinos raíces judías? La pregunta puede sonar extravagante. Pero no sólo que muchos judíos y palestinos comparten ADN muy similar, sino que también hay numerosas costumbres e incluso nombres que se superponen.

Tsvi Misinai

Entre los que han investigado el tema está Tsvi Misinai, un empresario israelí que escribe y habla extensamente acerca de la conexión entre los palestinos y los judíos. Afirma que casi el 90 por ciento de todos los palestinos son descendientes de judíos que permanecieron en Israel después de la destrucción del segundo templo hace 2.000 años, pero se vieron obligados a convertirse al islam.

De acuerdo con Misinai, los antepasados hebreos de los palestinos eran habitantes de las montañas rurales que se les permitió permanecer en la tierra con el fin de suministrar Roma con el grano y aceite de oliva.
Mientras Misinai es un defensor de esta teoría, él no es el único académico o incluso figura política para reclamar una conexión judía para los palestinos. El primer presidente de Israel, Yitsjak Ben-Zvi, así como el ex primer ministro David Ben Gurión, escribieron varios libros y artículos sobre el tema. Continue reading “¿TIENEN LOS PALESTINOS RAÍCES JUDÍAS?”

La ‘Rodella’ de los judíos

Rabino Nissan Ben Avraham

1La Discriminación

Con la destrucción del Segundo Templo, el Pueblo de Israel salía hacia su duro exilio, que acabó solo con la independencia del Estado de Israel. Al estar lejos de su patria, en condiciones de clara inferioridad, se vieron muy frecuentemente perseguidos y discriminados. No en todos los lugares y no en todas las épocas tuvieron lugar las mismas discriminaciones, por supuesto. Hubo épocas más duras que otros y lugares peores que otros.

En su lucha por la discriminación de los judíos, tanto el populacho como las instituciones han inventado a lo largo de la historia varios sistemas. Veamos aquí dos de ellos.

Los Barrios Judíos

Uno de los más conocidos, ha sido la obligación de vivir en un barrio cerrado, que en países árabes se llamaba ‘aljama’ o ‘mélaj’, el primer nombre significa ‘reunión’ mientras que el segundo significa ‘sal’ en referencia a que antes de concederles el terreno lo sembraban de sal para evitar que creciera nada en él; en tierras castellanas lo llamaban la ‘judería’ o lugar en que viven los judíos; en países catalanes lo llamaban el ‘call’, palabra que precede del hebreo ‘cahal’, que significa ‘comunidad’; y en Venecia lo llamaron ‘gheto’, palabra véneta que significa ‘fundición’, ya que el barrio judío en aquella ciudad, sobre el siglo XIV, se hallaba cerca de un horno siderúrgico. Continue reading “La ‘Rodella’ de los judíos”

El aduanero alicantino

Rabino Nissan Ben Avraham

ללא שםJudíos sin documentación

Una desconocida epopeya fue descubierta hace pocos meses.

Los judíos que huían del avance nazi en la Francia conquistada, durante la Segunda Guerra Mundial, buscaban una vía de escape hacia España, recién salida de la Guerra Civil. Pero la frontera estaba cerrada ante ellos.

Estos judíos eran los modernos ‘anusim’, vocablo hebreo que significa ‘forzados’, ‘coaccionados’. Forzados a abandonar sus hogares, a esconderse en buhardillas durante meses o a huir sin rumbo, a seguir cumpliendo las leyes del judaísmo en las condiciones más desesperadas. Muchos de ellos creían haber encontrado una solución a su padecimiento: escapar a un país neutral. España, por ejemplo.

En teoría era neutral, pero había unos gestos políticos que le acercaban a Hitler. Como ya sabemos, Franco hacía buenas migas con los alemanes.

Los judíos, que en su mayoría llegaban sin documentación, o por lo menos sin el visado indispensable que les permitiera entrar a España. Venían de Francia o de Bélgica y Holanda, o de mucho más lejos, de donde habían salido a toda prisa y no podían entrar a España por los puertos fronterizos a lo largo de los Pirineos a los que había llegado a pie. Continue reading “El aduanero alicantino”