Parashá Vayejí

0 Comments

Esta semana tenemos la última escena de los hijos de Israel como los hijos de Israel. Después de esta semana estaremos tratando con la nación y las tribus de Israel en lugar de los doce hijos de un mismo padre. El acto final de Israel / Yacov en nuestra parashá es bendecir a sus hijos y, como tal, crear la fórmula para la futura integración nacional. A través de las bendiciones a sus hijos Yacov deja claro a sus hijos la necesidad de la cooperación y la inherente naturaleza interdependiente de su conexión. En efecto, divide la bendición que le dio su padre y la divide entre sus hijos.
En el pasado, leí la bendición de Yakov con énfasis en nuestra obligación de emparejarnos con el resto de la nación, solo podemos ser una nación cuando todos nos alineamos. El poder y el desafío de la bendición de Yakov es el énfasis en la unidad de la meta, no en el método.

La bendición de Yakov requiere que cada uno de nosotros sea el individuo más importante, que fortalezcamos a nuestros hermanos al ser diferentes de ellos. Yakov nos bendice para reconocer que la única forma de crear un organismo nacional es que cada uno de nosotros desarrolle nuestro camino único al máximo.

¡Shabat Shalom!

R. Yehoshua

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.