Voluntarias de Shavei Israel cuentan sobre su verano en Colombia

Sara Hess es de Cherry Hill, New Jersey. En unas semanas comenzará sus estudios en la Universidad de Columbia. Aria Smordin es de Vancouver, Canadá. A fines del otoño se enrolará en las Fuerzas de Defensa Israelíes.

Pero por dos semanas, este julio pasado, Sara y Aria estuvieron lejos de casa, mientras que lideraban un seminario para 37 jóvenes en Bogotá, Colombia, representando a Shavei Israel.

Ninguna había estado en Sud-América anteriormente, pero luego de escuchar al presidente de Shavei Israel, Michael Freund, hablar sobre las actividades de su organización alrededor del mundo, se voluntarizaron para la aventura de su vida.

“Ambas habíamos estados en diferente lugares en Europa, México y Canadá”, dice Sara. “Y en cada uno, conocimos a la comunidad judía local. Cuando leímos sobre la increíble historia de la comunidad en Colombia, sobreponiéndose a conversiones forzadas y persecuciones pero aun manteniendo su identidad judía, estábamos emocionados de trabajar con ellos y ayudarlos a fortalecer dicha identidad”.

Sara y Aria fueron hospedadas por la familia Rodriguez, uno de los pilares de la Comunidad Beit Hilel de Bogotá. Junto al Rabino Shimon Yechua, emisario de Shavei Israel a Colombia, planearon el seminario alrededor de los siguientes temas: sionismo, liderazgo, recato y la mujer judía.

Las participantes fueron divididas en dos grupos, de acuerdo a sus edades – uno de 13 a 15 y otro de señoritas de 16 a 22. Todas las actividades tuvieron lugar en el Centro Beit Hilel. Además de Colombia, vinieron varias niñas de Ecuador, México y Venezuela.

Entre las actividades que Sara y Aria planearon se encuentran: la visita a un geriátrico, una presentación teatral, horneado de jalot y un shabat comunitario.

Hubieron varios conferencistas invitados: el Gran Rabino de Colombia, Alfredo Goldshmidt; Jack Goldstein, persona que apoya a la comunidad de Beit Hilel hace tiempo y que habló de la diversidad del Judaísmo; y un miembro de la comunidad judía de Bogotá que se especializa en la Shoá.

El evento fue muy especial teniendo en cuenta que Sara y Aria no hablaban español antes de llegar.

“Muy poco”, nos dijo Aria.

Pero esto no frenó al dúo dinámico. “Ambas estábamos muy comprometidas con la Comunidad Judía en nuestras ciudades”, dijo Sara. “Teníamos gran experiencia trabajando en campamentos de verano y movimientos juveniles, creando programas para jóvenes”.

Pero no solo la comunidad colombiana se vio beneficiada. Aria dice que “poder ayudar en la conducción de programas y discusiones de jóvenes judías en Colombia, definitivamente servirá para fortalecer sus propias identidades judías y les permitirá poner en práctica lo que aprendieron”.

Sara y Aria se conocieron a comienzos del año lectivo anterior, en la Midrashá de Nishmat. La inspiración inicial no provino de Colombia sino de China: en la Midrashá de Nishmat hay 6 mujeres judías a las cuales Shavei Israel ayudó a realizar aliá desde Kaifeng, China.

Michael Freund visitó Nishmat el año pasado, para contar sobre las actividades de Shavei Israel asistiendo a comunidades judías alrededor del mundo, y las mujeres Chinas “dieron una increíble presentación en hebreo a toda la midrashá”, cuenta Aria. “Explicaron sobre las luchas que la comunidad ha enfrentado en los últimos cientos de años, y los desafíos actuales que viven en cuanto a la transmisión de la tradición de forma de permitir la supervivencia de la comunidad. Explicaron cómo Shavei Israel las trajo a Israel con el objetivo de permitirles aprender judaísmo”.

Las puertas de las actividades de Shavei Israel en China han sido cerradas recientemente por el gobierno local. Pero Colombia las esperaba con los brazos abiertos. Un viaje rápidamente tomo forma.

De qué se lamentan Sara y Aria: el viaje fue demasiado corto, dicen. Sin embargo, la tecnología les permite seguir en contacto con sus nuevas amigas de Sud América. Formaron un grupo de WhatsApp e incluso crearon un video conferencia con tres mujeres Colombianas estudiando en Lindenbaum, otra midrashá jerosolimitana.

“Hemos formado lazos muy cercanos, y esperamos haber creado un sentido de amor y compromiso por el judaísmo a las participantes”, dice Sara.

Mientras que realizan su próximo paso en el Mundo Judío – sea en el “otro” Colombia (Universidad de Columbia donde estudiará Sara), o en el ejército donde Aria pasará los próximos dos años – nunca olvidarán el seminario de verano de Shavei Israel.

Y cómo pueden hacerlo – con tan bonitas fotos. Tenemos una selección aquí abajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *