La virtud de Israel

0 Comments

En este artículo explicaremos cuál es la virtud de Israel y por qué somos el pueblo elegido.

¿Acaso cuando recibimos la Torá nos volvimos el pueblo elegido o por ser el pueblo elegido recibimos la Torá?

La respuesta a esta pregunta se encuentra en las bendiciones matutinas “…que nos eligió de entre todos los pueblos y nos dio Su Torá…”, primero nos eligió y luego nos entregó la Torá.

El Rambán dice sobre el versículo de la parashá Lej Lejá: “y dijo D-ios a Abraham, vete de tu tierra y de tu lugar de nacimiento, y te bendeciré y engrandeceré tu nombre y mediante ti serán bendecidas todas las familias de la tierra”. ¡Qué bendiciones tan impresionantes!

La Torá no cuenta nada sobre Abraham antes de esto, solo que su padre era Teraj, y eso no es un gran honor. Al contrario de Noaj, que sí dice que era justo y sincero y que no tenía falta alguna.

El Maharal de Praga explica que hay dos tipos de amores, amor que depende de algo y amor que no depende de nada. Y hay diferencia entre los dos amores: el amor que depende de algo, cuando esto finaliza, el amor se desintegra. Pero el amor que no depende de nada, incluso que el objeto del amor ya no exista, el amor nunca concluye.

Por ejemplo, un profesor que quiere a un alumno sobresaliente el cual desafía al profesor a aprender más y más, el profesor lo quiere por su rendimiento. Pero a su hijo, lo quiere no por sus notas en los estudios, sino solamente por ser su hijo, cosa que nunca cambiará.

Y esta es la diferencia entre Noaj y Abraham. Noaj encontró gracia a los ojos Divinos, por sus buenas acciones, porque era una persona justa. Sin embargo, dice el Maharal, la Torá no describe las cualidades de Abraham, para que no pensemos que el amor de D-ios por Abraham depende de algo.

Es decir, el pueblo de Israel no fue elegido por sus buenas acciones y por lo tanto tampoco será cambiado, no importa lo que haga. Como dice el profeta “incluso cuando se encontraban en la tierra de sus enemigos, no los dejé ni los abandoné ni cambié mi pacto con ellos”.

¿Por qué la Torá nos llama constantemente hijos? Dice el Maharal, que un hombre puede separarse de su mujer, de su socio, de su amigo, pero nunca de su hijo. Y lo mismo con respecto al hijo, como está escrito en el profeta Ezequiel: “¿ustedes dicen seremos como todos los pueblos? Esto nunca sucederá”…

Como dicen nuestros sabios, Israel que pecó Israel es, no hay nada en el mundo que pueda cortar el lazo entre D-ios y el pueblo de Israel.

Cuatro niveles en la creación: mineral, natural, animal y humano. Rabi Iehuda Haleví agrega un quinto nivel: Israel. El Rabino de Brisk se pregunta qué es Israel, si es una persona como todas, solo que cumple con la Torá, o si es una creación completamente distinta. Y el Rabino Iehuda Haleví dice que no solo que el pueblo de Israel es una creación distinta, sino que están más cerca de los ángeles que de la humanidad.

El Maharal afirma que a nuestros ojos, es difícil ver cuál es la diferencia entre Israel y el resto de los pueblos, a nivel físico no vemos diferencia alguna, pero tenemos la Torá, donde dice D-ios que nosotros somos sus hijos, es decir otro tipo de creación. Al mismo tiempo, sin embargo, está prohibido olvidar que “es muy querido el hombre que fue creado a imagen y semejanza”, refiriéndose con esto al amor que tiene D-ios por toda la humanidad en sí.

¿Qué es la fé? ¿Acaso es la perspectiva mediante la cual vemos el mundo? Existen cinco sentidos (tacto, gusto, visión, olfato, audición), y el pueblo judío tiene un sexto sentido que es la fé. Rabi Iehuda Haleví, a diferencia del Rambam, dice que los judíos no tienen que estudiar filosofía, porque tienen un sentido natural, la fé. Los cinco sentidos se desarrollan solos, pero la fé requiere que la desarrollemos mediante el estudio de la Torá y el cumplimiento de las mitzvot.

Cuando una persona judía estudia Torá, se asemeja a alguien que riega las semillas que sembró y aún se encuentran dentro de la tierra. D-ios dice que la Torá es como la lluvia, y mediante el cumplimiento de las mitzvot nos santificamos y revelamos nuestra fé, la santidad que se encuentra en el corazón de todo judío.

One thought on “La virtud de Israel”

  1. BS”D.
    ¡Gracias! Este artículo es simplemente increíble y me inspiró mucho! “Yasher koach” por traernos tal inspiración!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.