Un Bar Mitzv? Espa?ol en Jerusalem para Bnei Anusim

Brian Blum

Baruj Israel se pone tefil?n por primera vez en el Kotel
Baruj Israel se pone tefil?n por primera vez en el Kotel

Cuando la familia le preguntaba a Baruj Israel qu? quer?a ser cuando creciera, ?l no respond?a como los otros ni?os, especificando una profesi?n. Baruj no aspiraba a ser doctor o abogado. ?Cuando crezca, quiero ser jud?o?, dec?a categ?ricamente.

El sue?o de Baruj se ha cumplido. Nacido en Elda, en el sudeste de Espa?a, Baruj y su familia son Bnei Anusim ? descendientes de jud?os que fueron forzados a convertirse al cristianismo hace 500 a?os atr?s ? y que actualmente han retornado al juda?smo… y a Israel. La familia ? Baruj, su madre y su abuela ? se mud? a Israel en el 2012 y Sara, la madre de Baruj, relat? la historia del sue?o de su hijo en el Bar Mitzv? del joven, el cual tuvo lugar hace unos meses cerca de Jerusalem.

Posiblemente, la familia nunca hubiese encontrada el camino a Israel si no hubiese sido por la ayuda de Shavei Israel. Sara explica que su madre pas? a?os investigando ?la verdad sobre la existencia de Dio-s. Prob? el vegetarianismo, naturopat?a, yoga e incluso diferentes religiones?. Pero solo cuando conocieron al emisario de Shavei Israel, el Rabino Nissan Ben Avraham ?descubrimos nuestra verdadera identidad ? que esta b?squeda espiritual? era una expresi?n de ra?ces jud?as ocultas.

De repente, tradiciones familiares misteriosas comenzaron a tener sentido. Por ejemplo, ambas abuelas ten?an una doble cocina en sus casas, ?una que siempre estaba limpia y una que no era utilizada?, posiblemente conectado con las leyes de Kashrut que requieren la separaci?n de carne y leche. Otra pista que encontr?, era un reminiscencia de la forma en que los cubiertos son preparados para Pesaj, su abuelo limpiaba cada tanto todos los ollas y fuentes de la cocina en una forma poco usual ? removiendo todos los tornillos de las manijas y sumergi?ndolas en una olla con agua hirviendo. ?Me acuerdo que le dec?a, abuelo, estas ollas son tan baratas, ?por qu? no comprar nuevas?, evoca Sara.

La familia nunca fue a la iglesia ? otra extra?a costumbre en un peque?o pueblo predominantemente cat?lico espa?ol ? y encend?an velas en memoria de los familiares fallecidos. Incluso, Sara descubri? que el apellido de la familia, Pardo, es un apellido jud?o tradicional.

En el 2007, Sara particip? en su primer seminario de Shavei Israel, el cual tuvo lugar en Palma de Mallorca. ?Ese fue nuestro primer contacto real con otros descendientes de anusim?, dice Sara. Luego particip? de un segundo y tercer seminario en el 2008 y 2009, y luego viaj? junto con Baruj y su madre a un paseo en Israel auspiciado por Shavei Israel. ?Todas estas reuniones, junto con el equipo de Shavei Israel, nos alentaron a seguir adelante?, dice Sara.

Para este momento, la familia viv?a una vida observante en Espa?a. ?Dejamos de comer cosas prohibidas por la Tor?, puse Mezuzot en la casa y comenc? a cumplir Shabat. Baruj fue circuncidado por un cirujano y Mohel jud?o?.

Baruj acept? los cambios gustosamente. ?Por su car?cter pac?fico, siempre tuvo muchos amigos?, contin?a Sara. De todas formas, ?l era diferente de los otros ni?os a su alrededor. ?l no celebraba eventos escolares tales como carnaval, la cual es una fiesta pagana, ni iba al colegio durante las fiestas jud?as?. Cada vez mas personas, ?nuestra familia, amigos y vecinos, que sab?an que practic?bamos el juda?smo, nos dec?an que debemos irnos a vivir a Israel?.

Pero antes de que esto pueda suceder, la familia deb?a convertirse formalmente al juda?smo. El Rabino Eliahu Birnbaum, director educacional de Shavei Israel, aconsej? a la familia mudarse a Madrid, y luego de dos a?os intensos, completaron la conversi?n bajo el auspicio del Gran Rabinato de Madrid. ?Siempre estaremos muy agradecidos al Rabino Birnbaum?, dice Sara.

La estad?a en Madrid fue financieramente dif?cil para la familia. Sara no pod?a seguir trabajando como asistente de enfermera para pacientes con Alzheimer. La madre de Sara, Shulamit, que la mayor parte de su vida trabaj? en la industria del calzado, vendi? su casa para cubrir los gastos.

Para el momento de realizar al?a, ?todo nuestro dinero se hab?a ido?, dice Sara. Pero los beneficios del Ministerio de Absorci?n y el trabajo duro, le permiti? a la familia arreglarse en su nueva casa.

Sara trabaja en una guarder?a para ni?os de la comunidad de Bnei Menash?, mientras que asiste al Ulp?n de hebreo (?ya estoy en nivel guimel?, dice con orgullo). Baruj, mientras tanto, est? floreciendo. ?Se ha convertido totalmente en un israel?, con varios amigos que lo aprecian mucho?, dice Sara. Tambi?n le est? yendo muy bien en la escuela, recibiendo 100 en Mishn?, Tor? y Talmud. ?Dio-s nos ha mandado personas excelentes que se preocupan por nuestro bienestar?

Entre esas incre?bles personas, se encuentra la familia Dimri, vecinos que han tomado a los nuevos inmigrantes bajo su protecci?n, invit?ndolos para las comidas de Shabat y haci?ndolos sentir completamente en casa. Yonatan Dimri, es el director de la Yeshiv? Netivot Yosef en Mitzp? Yerij?, y el Gabai de la sinagoga sefarad? local. La influencia de Yonatan ha sido particularmente importante, dice Sara, porque Baruj creci? sin un pap? (sus padres se divorciaron cuando era muy peque?o).

Por lo tanto, cuando Baruj recibi? sus primeros Tefil?n, Yonatan le explic? c?mo pon?rselos. La familia Dimri, tambi?n organiz? la ceremonia de Anajat Tefil?n previa al Bar Mitzv? de Baruj, la cual tuvo lugar en el Kotel y concluy? con un Kidush festivo en el cual participaron 25 personas. Entre los invitados especiales se encontraba el Rabino Mosh? Ben Dah?n, que la familia conoc?a de Madrid.

Sara est? euf?rica de ver a su hijo convertirse en Bar Mitzv? en Israel y cumplir tantos sue?os ? los propios y los de sus ancestros Anusim. ?No hay vida para la Nesham? (alma) jud?a fuera de la Tierra de Israel?, dice Sara. Ella conecta su proceso con el del patriarca b?blico Abraham, a quien Dio-s le dice Lech Lech? ? ve a la tierra que te mostrar?. ?Dio-s tambi?n nos dijo a nosotros que nos levantemos, que nos vayamos. Nos llev? de Elda a Madrid y de all? a Israel?.

Para Baruj, a quien su madre le cantaba el Hatikva, himno nacional israel?, antes de irse a dormir en Espa?a, Israel ha sido nada menos que transformacional. ?Deb?a ver que hab?a un lugar en que lo que aprend?amos y practic?bamos en casa, realmente exist?a. Fue realmente un regalo del cielo el conocer a Shavei Israel. Gracias por preocuparse por Baruj… y por todos nosotros?.

Tenemos m?s fotos de la celebraci?n de Baruj en el Kotel aqu? abajo.

20150227_084826 20150227_091603 20150227_092914 20150227_095212

2 thoughts on “Un Bar Mitzv? Espa?ol en Jerusalem para Bnei Anusim

  • June 14, 2015 at 7:17 pm
    Permalink

    muy linda historia , llore de emocion porque pase por algo simililar , solo que tristemenre no resibi ayuda de shave Isrrael y pase por 7 largos a?os difisiles asta consegir mi conversion con mis trez hijas , gracias a Ds estamos aqui

    Reply
  • June 20, 2015 at 12:54 am
    Permalink

    Bonita historia. Gracias por compartirla. Un saludo.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.