La religiosidad como elemento dinamizador – Comentario a la parashá de Beshalaj

2 Comments

Por Rabino Eliahu Birnbaum

KriatYamSoofEsta parashá nos remite a un momento crucial en la historia del pueblo de Israel. Luego de siglos de esclavitud física y habiendo estado en riesgo de sucumbir también en lo espiritual, el pueblo de Israel se encuentra, comandado por Moshé, a orillas del Iam Suf, “un mar grande y numinoso”. Con temor contemplan el Iam Suf, cuando de pronto los egipcios aparecen, y se acercan peligrosamente. El pueblo se encuentra en una emboscada: un mar inmenso por delante y el enemigo en la retaguardia… sin armas, sin ejército, sin conciencia de la libertad, sin experiencia alguna en la necesidad práctica de defenderse y sobrevivir.

“¿Acaso no hay tumbas en Egipto?”, increpa el pueblo temeroso a Moshé: “¿Por qué nos trajiste a morir en el desierto?”. Sometidos al pánico, delegan en Moshé la frustración inmensa que los oprime.

Pero Moshé, atento al rol que debe desempeñar, reacciona de inmediato: “No teman. Permanezcan erguidos y presencien la salvación de Dios…”. Ninguna comunicación había recibido Moshé de parte del Creador; con nada contaba que sustentase su tan firme convicción. Mas en su carácter de líder sabe que, ante todo, debe restituir la serenidad y la confianza a su pueblo, para luego confiarse a Dios y esperar lo que sea menester.

La reacción de Dios, por su parte, agrega otro elemento de sorpresa a nuestro análisis: “Por qué clamas hacia mí?” – increpa a Moshé-. “Habla a los hijos de Israel y que comiencen a caminar”. Ante la actitud de Moshé, que se encomienda a la gracia divina, Dios le indica que no es momento de rezos sino de acción.

Este acontecimiento viene a reafirmar la convicción de que la práctica religiosa debe ser un elemento dinamizador y no paralizador de la vida de la persona. El judaísmo no admite el éxtasis devoto como forma válida de práctica religiosa, sino que busca lograr en el individuo una participación activa en el mundo, con responsabilidad por su propio destino, a partir de todos los principios con que la Torá nos instruye para guiar nuestras vidas en la senda del bien.

2 thoughts on “La religiosidad como elemento dinamizador – Comentario a la parashá de Beshalaj”

  1. Efectivamente el judaísmo no es fanatismo, es convicción y certeza en que los objetivos se logran en la medida que me desempeño con resolución, efectividad y calidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.