Entender la Eternidad

montanas-arena Por Rabino Yitzjak?Aboud

Nuestra mente limitada y finita tiene problemas para entender lo que es la eternidad. Una par?bola nos puede ilustrar: Imaginemos un mont?culo de arena y cada mil a?os un ave viene y toma con su pico solamente un granito de arena. Eso no es la eternidad, ya que la arena finalmente se acabar?, pero no la eternidad. Ahora podemos tener una peque?a noci?n del tema. Para eso fuimos creados, para la eternidad, por eso es tan dif?cil pensar en la muerte- nuestra alma es eterna.

Sin embargo, si creemos que el placer en el Mundo Venidero ser? est?tico, miles de a?os del mismo placer, estamos errados. No es as?. Ser? un placer que se renovar? constantemente y mejorar? constantemente. ?C?mo ser? ese placer? Si reunimos todos los goces de todos los seres humanos y los concentramos en un instante, todav?a no alcanzamos al goce del Para?so. Si reunimos todos esos placeres desde que vivi? el primer hombre y los juntamos con los goces de todos los seres humanos que vivieron y que vivir?n, tampoco hemos llegado al placer de un instante en el Para?so.

Hay quien piensa que- ante lo visto anteriormente- la Tor? le pide al individuo que haga todo por el Mundo Venidero. Grave error. Cuidar la Tor? es placentero en esta vida. Tenemos una fiesta cada semana con el shabbat. Las leyes de pureza familiar nos salvan del aburrimiento y el hast?o. Las leyes que restringen nuestra habla nos elevan y ennoblecen. El estudio de Tor? es una delicia. La Tor? quiere el bien de la persona, tanto en esta vida como en la vida que existe despu?s de ?sta.

Basado en las palabras de R. Pincus, de bendita memoria y otras fuentes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.