Judería Medieval de Barcelona | 1era Parte

Por Aviel Pérez

Si hay un sitio lleno de historia, escondida a los ojos del viandante, en Barcelona… podría decir que ese sitio es el “Call Jueu”.

Call es la palabra catalana empleada para lo que en castellano se denominaba aljama o judería, si bien en nuestros tiempos se conoce como barrio judío. En el caso de España, serían “antiguos” barrios judíos, puesto que dejaron de estar habitados mayormente por judíos desde hace siglos.

Esta zona de la antigua Barcelona (hoy dentro de lo que se llama barrio Gótico) tuvo una brillante existencia durante la Edad Media. El Call fue elogiado por Benjamín de Tudela, a finales del siglo XI, diciendo que fue el centro cultural más importante de Cataluña en esa época.

Sus ilustres habitantes dan testimonio de ese prestigio:

  • el poeta Isaac ben Reubén,
  • el astrónomo Abraham Xija HaNasí,
  • el filósofo Abraham ben Samuel Hasdai,
  • Yosef ben Caspi,
  • Rabí Jasdai Kreskas,
  • Rabí Salomón ben Adéret רשב״א
  • Bonet Abraham Margarit,
  • Yehudah ben Samuel,
  • Mestre Vidal Bomlós, y
  • el escritor Rabí Salomón ben Yajia.

En este pequeño espacio barcelonés, en su tiempo, existía un núcleo importante de destacados médicos que, entre otras cosas, atendían a la nobleza. También había allí una academia dedicada a altos estudios.

Durante siglos, la única institución con carácter universitario de Cataluña fue la Escuela Mayor, una especie de universidad judía.

En esta escuela, ya daban entonces clases de filosofía, matemáticas, física, astronomía, alquimia, geografía, medicina y cirugía. La comunidad judía de Barcelona se destacaba por su sabiduría, en relación con la población local. Muchos habitantes del Call fueron intérpretes y sobre todo, con el rey Jaume I, fueron embajadores en Túnez, Granada y otras ciudades.

En el Call habían varias sinagogas, parvulario, baños públicos y hospitales.

Debido a la orden de concentrar al pueblo judío (1) en este cuadrante de la ciudad, muchas personas debieron dejar sus casas en otras zonas de la ciudad amurallada, o incluso, mudarse desde extramuros hacia este pequeño barrio.

Así pues, con una gran densidad de población, en tiempos del rey Jaume I se mandó a ampliar el barrio judío, naciendo entonces un Call mayor y un Call menor.

Representación de la época

Dos barrios pero un mismo “gueto”, a la cual se añadieron otras órdenes, como por ejemplo, que los israelitas barceloneses debían vestirse de manera especial y señalados con unas “rodellas” (círculos, en catalán) rojas y amarillas a la altura del pecho.

Esta situación de segregación, los posteriores pogromos, las culpabilizaciones de crisis local, la judeofobia natural en un entorno cristiano católico (en una época, además, en la que el obispo y arzobispo de la ciudad eran autoridades revestidas de poder político y civil)… todo ello hizo que a finales del siglo XIII se registrasen los primeros ataques en contra de los residentes judíos. Esta situación fue “in crescendo” hasta que el pueblo barcelonés, en masa, decidió asaltar el Call y saquearlo.

El “Consejo de Ciento” detiene y decide ejecutar a diez personas promotoras del asalto. Las masa se revela todavía más al saber la sentencia y reclama tocando las campanas pidiendo auxilio a los pagèses [campesinos] de los alrededores. El Call Juïc (2) y la comunidad israelita son atacados nuevamente, y más aún, sus edificios totalmente quemados. En esta acción perdieron la vida cientos de judíos.

Estos eventos, tuvieron lugar el 5 de agosto de 1391, festividad de Santo Domingo en el calendario católico, por lo cual se renombra la calle principal del barrio, como Santo Domingo del Call y seguidamente se instala allí un convento dominico.

Continuará

Con mi agradecimiento a Jaume Bertrán y Jaume Folch por sus obervaciones en las revisiones

Placa en la calle Marlet.

(1) no considerado aragonés –hoy diríamos catalán– sino extranjeros sin Estado, que se encontraba bajo jurisdicción directadel rey.

(2) nombre en catalán antiguo, de lo que hoy se llama Call Jueu, y que nos recuerda al emblemático Montjuïc.

3 thoughts on “Judería Medieval de Barcelona | 1era Parte”

  1. Un buen trabajo de documentación, muchas gracias!

    No obstante quisiera tan solo incidir en un detalle: aunque en una placa que se encuentra es un edificio de la calle Sant Domènec del Call ponga que allí estuvo emplazado el convento de Santo Domingo, esta información es errónea.

    En la calle Sant Domènec del Call no se instala el convento Dominico, la placa que así lo indica (en la esquina con la placeta Manel Ribé) es errónea. Dicho convento se encontraba en el actual mercado de Santa Caterina. El nombre de la calle fue dado por la festividad de santo Domingo el 5 de agosto, día de la matanza, y en “honor” a la orden de los dominicos, Domini Cani, perros de Dios, fundadores de la Inquisición (si es que podemos honrar a alguien por ello!).

    En esta línea, la calle Sant Ramon del Call recibe dicho nombre por Ramon de Penyafort, que tiene el dudoso mérito de traer la inquisición a Catalunya.

    Así pues, los nombres de las calles del Call están teñidos de sangre.

    Existe un proyecto de reivindicar el cambio de nomenclatura de la plaza Manel Ribé por el de Salomó Ben Adret, en memoria de los habitantes de Call.

    Para que los nombres de nuestras calles no tan solo recuerden los episodios sombríos del call, sino también las luces del judaísmo medieval catalán, que como muy bien expresas, fueron muchas.

    Para los interesados podéis apuntaros al grupo de Facebook “Amics del Call de Barcelona” o haceros seguidores del blog del proyecto: http://angelitosedicions.blogspot.com.es/p/projecte-placa-salomo-ben-adret-de.html

    1. Estimada Silvia, shalom.

      Gracias por tu comentario, que en efecto sería un tema a incluir en la segunda parte de este artículo –que abarcaría algunos datos y curiosidades. No quisimos incluirlo ahora en la parte introductoria, aunque te agradecemos que lo comentases.

      Tienes toda la razón, el Call –como tantos otros sitios– va forjando una historia paralela a partir de la nomenclatura, placas y leyendas (otras juderías en España pasan por lo mismo).

      Aunque el error no está reparado, lo cierto es que el mismo Museo de Historia de la Ciudad, en su folleto sobre el Call Jueu, indica que la placa que lleva años allí, y a veces a tenido flores que le ponen algunos feligreses… “no es cronológica ni históricamente correcta”, puesto que para la fecha que ella indica es de un siglo anterior a la destrucción y expulsión: el barrio era totalmente judío.

      Conocemos del proyecto en Barcelona, de renombrar las calles del Call con sus nombres originales, y dar el nombre del Rashb”a a esa plaza de Manel Ribé –que por cierto, es producto de la desparición de edificios a causa de los bombardeos sobre el barrio, durante la guerra en 1938. Enhorabuena por esa iniciativa, de la que esperamos ver frutos pronto bE”H.

      Gracias por indicarnos el enlace a la web del proyecto. Agregramos el enlace al grupo facebook: https://www.facebook.com/groups/274561610587/

      ¡Jodesh tov y Yom haAtzmaut saméaj!
      Aviel Pérez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.