Rezar como Jud?o (2)

Se cuenta que en cierta ocasi?n, pas? un hombre frente a una casa en la cual se celebraba una boda. Al mirar a trav?s de las ventanas vio que los invitados saltaban y brincaban en forma muy extra?a; entendi? entonces que estaban todos locos.

La interpretaci?n de este cuento, es muy simple: el hombre era sordo y no escuch? la m?sica y las canciones que los hac?an cantar y bailar.

Las oraciones y plegarias que son parte de nuestra milenaria tradici?n, tienen una melod?a, una m?sica espiritual que debe llagar al coraz?n del hombre. ?Aquel que percibe esta sensible melod?a experimenta una gran satisfacci?n espiritual y aquel cuyos o?dos y coraz?n no son suficientemente sensibles, contempla al orante como a un loco.

Read more